García-Margallo dice que muchos países de la UE vetarían a Cataluña

El titular de Exteriores asegura que los países que frenan la entrada de Kosovo, ente ellos España, se opondrían

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo,está convencido de que, "de entrada", muchos de los Estados miembros vetarían el ingreso en la Unión Europea de una hipotética Cataluña independiente, lo que no haría necesaria que España ejerciera su derecho al veto. Durante una conferencia en el Círculo de Economía en Lleida, ha asegurado que, no obstante, no cree que España ni la UE se verán en esa tesitura: "Estoy convencido de que ese supuesto no se va a producir y, por lo tanto, no creo que España tenga que ejercer su veto. Pero también le digo que nos equivocaríamos si planteamos el tema como si España vetaría o no, porque vetarían muchos más Estados de la UE".

Margallo ha enumerado qué países se opondrían en un primer momento a acoger a la Cataluña independiente en el seno de la UE: en primer lugar, los cinco países que no reconocen a Kosovo -España, Eslovaquia, Chipre, Rumanía y Grecia-, y en segundo todos aquellos, dijo,"que creen que una implosión o fragmentación de la UE no es una buena noticia".

"En un momento en que estamos integrándonos desde punto de vista fiscal, económico, bancario y político, la implosión de la UE sería un movimiento hacia atrás. Vamos cada vez a una unión más perfecta", ha asegurado. Preguntado sobre qué votará España en el caso de que el referéndum independentista que se celebrará en Escocia sea afirmativo, García-Margallo ha apuntado que se trata de un caso "radicalmente distinto".

"Hablamos de una secesión pactada, no una declaración unilateral de independencia contraria al ordenamiento británico. El Parlamento británico ha delegado en el Parlamento escocés la posibilidad de realizar un referéndum en el que se contemple la hipótesis de la independencia; es una situación que queda dentro del ordenamiento británico", ha destacado.

"España verá qué es lo que hace, pero mi poca simpatía por la implosión o fragmentación de la UE es perfectamente descriptible; pero vamos, que yo no seré ministro cuando eso suceda", ha agregado. García-Margallo ha abogado por una reforma del sistema de financiación de las autonomías, pero ha reiterado su oposición a una consulta soberanista en Cataluña.

"Si hablamos de independencia, el sujeto de soberanía es el pueblo en su conjunto, no un único territorio. Lo que afecta a todos debe ser decidido por todos. El tema del pacto fiscal es distinto. Hay que cambiar el sistema de financiación y de toda la fiscalidad, pero Cataluña plantea un pacto fiscal que queda fuera de la Constitución, y el Gobierno no puede aceptarlo", ha explicado.

García-Margallo ha mostrado su satisfacción por el hecho de que la comisaria europea de Justicia, Viviane Reding, se haya desdicho de unas declaraciones anteriores y en una carta enviada a Exteriores alegue ahora que en ningún caso Cataluña podría independizarse de manera unilateral y que quedaría fuera de la UE.

"Creemos que ha rectificado absolutamente. Hizo una interpretación desafortunada y ahora han dicho que la interpretación correcta es la nuestra, que es la que se viene haciendo desde 2004. Se dijo lo mismo sobre Escocia. Cualquier nuevo Estado tiene que pedir la incorporación", ha señalado.

Por último, ha enviado una advertencia a los votantes catalanes: "Tienen que asumir el marco en el que quieren votar. Si vota eso sepa usted que queda excluido de la UE y que tendrá que pedir la incorporación después. Solo es un diagnóstico que a mi no me gustaría que se produjera; creo que Cataluña es mejor dentro de España y que España es mejor con Cataluña dentro", ha concluido.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS