Dimite una líder nacionalista de Mallorca tras ser imputada por corrupción

Joana Lluïsa Mascaró pertenece al Més, el antiguo Partit Socialista de Mallorca (PSM) El exlíder de Unió Mallorquina Miquel Nadal también está imputado en la de trama

La política Joana Lluïsa Mascaró ha renunciado al acta de diputada autonómica de Baleares, como miembro del grupo nacionalista Partit Socialista de Mallorca (PSM), ahora llamado Més, que mantiene una alianza con Iniciativa Verds i Entesa. Mascaró renunció, como había anunciado, al instante de conocer que había sido imputada por la juez que investiga un caso de supuesta corrupción que alude a su etapa de consejera de Cultura del Consell de Mallorca. Se acusa a Mascaró de llevar a cabo adjudicaciones y contratos directos para marcar senderos y promocionar rutas excursionistas de montaña, tanto del Consell como del Gobierno balear, por más de 110.000 euros.

Por el mismo caso ha sido imputado también, una vez más, Miquel Nadal, exconsejero de Turismo de Unió Mallorquina (UM), condenado a cuatro años en otra pieza penal, recurrida ante el Tribunal Supremo. Antoni Rebassa, de UM, y Magí Moranta, del PSM, —ambos cargos secundarios— están también implicados. La juez Carmen González y el fiscal Miguel Ángel Subirán investigan este asunto por el que ya está preso un activista cultural ligado al PSM.

El Partido Popular (PP) impulsó una acción penal de la Fiscalía Anticorrupción sobre la promoción y gestión de senderos y rutas de montaña, concedidas en época de las mayorías de izquierdas y nacionalistas en Mallorca y Baleares. Desde este martes, el responsable técnico de la Asociación Pas del Camí, Emili Gallardo, nacionalista y candidato independiente del PSM de Sa Pobla, está en prisión incondicional acusado de prevaricación, malversación y fraude. Las cantidades supuestamente malversados se gestionaron a través de siete expedientes distintos.

Más información

El PP celebró como un éxito la caída del primer político del PSM, Mabel Cabrer, portavoz de los conservadores, y afirmó que "el PSM no es inmune a la corrupción política". Los populares recordaron que siempre se jactó de no tener a ningún miembro imputado en un escándalo. En coherencia con este discurso, el PP exigió que el grupo mallorquinista “pida perdón” por este caso y asuma las responsabilidades. Además, indicaron los populares, "la corrupción afecta a las personas y no a los partidos".

La Fiscalía Anticorrupción, representada por Miguel Ángel Subirán, exigió el ingreso en la cárcel de Emili Gallardo —un político de segundo nivel, apenas conocido— porque considera que existe riesgo de destrucción de pruebas tras tomarle declaración. Pas del Camí recibió pagos con facturas irregulares, percibió cantidades en apariencia desorbitadas por parte del Consell de Mallorca, en el departamento comandado por el PSM, o del Inestur del Gobierno balear, en manos de Unió Mallorquina. Por ejemplo, para gestionar una entrevista con un alcalde Gallardo facturó 70 horas.

Las investigaciones se centran en presuntos pagos desde 2008 hasta 2011. La acusación sospecha que varios de los trabajos comprometidos nunca se llegaron a ejecutar.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción