Con Gregorio en la memoria

Los ponentes constitucionales Roca y Pérez Llorca acuden a un homenaje a Peces-Barba

Miquel Roca, el exministro Tomás de la Quadra-Salcedo y Pérez Llorca esta mañana durante el homenaje a Peces-Barba.
Miquel Roca, el exministro Tomás de la Quadra-Salcedo y Pérez Llorca esta mañana durante el homenaje a Peces-Barba.Juan Carlos Hidalgo (EFE)

Casi nueve meses después de la muerte de Gregorio Peces-Barba (Madrid, 1938 - Oviedo, 2012), la Universidad Carlos III de Madrid, de la que fuera rector, ha acogido hoy un coloquio donde se le ha recordado como jurista y padre de la Constitución. “De todos nosotros, el único que desde pequeño pensó en hacer una Constitución para España fue Gregorio Peces-Barba”, ha recordado el nacionalista catalán, y también ponente, Miquel Roca. Junto a Roca se han desplazado hasta el campus de Getafe, en el sur de la comunidad de Madrid, quien fuera uno de los designados por UCD para redactar la ley fundamental, José Pedro Pérez Llorca; el exministro socialista y expresidente del Consejo de Estado, Tomás de la Quadra-Salcedo; y el exdiputado del PSOE José María Mohedano Fuertes.

Asomados al balcón del tiempo, todos han calificado de “decisivo” el papel jugado por Peces-Barba durante la Transición. Pérez-Llorca ha destacado, además de la calidad como jurista del expresidente del Congreso de los Diputados, sus cualidades humanas. “Gregorio era la fidelidad, la lealtad y la coherencia”, ha sostenido. El abogado y exdiputado Mohedano, muy emocionado y con la voz quebrada durante su intervención, ha asegurado que el que fuera Alto Comisionado para la Víctimas del Terrorismo, ha sido “el español más excepcional en la vida política de los últimos 50 años”.

El nacionalista catalán Miquel Roca, que además de redactar la Constitución formó parte de la ponencia que elaboró el primer Estatuto Autonómico de Cataluña, ha asegurado que la figura de Peces-Barba no ha sido “tratada como merecía”. “Gregorio ha sido un hombre muy relevante en la Transición y no se le ha hecho justicia. Y me duele”, ha esgrimido Roca, quien ha admitido que incluso él tuvo, en la última etapa pública de Peces-Barba, discrepancias notables con el profesor. En este mismo sentido, el expresidente del Consejo de Estado, De la Quadra-Salcedo, socialista, ha esbozado el que resultó uno de los tragos más amargos en la carrera de Peces-Barba: las críticas furibundas que recibió durante su etapa en la oficina de apoyo a las víctimas del terrorismo creada por Rodríguez Zapatero durante su primer Gobierno.

Más información
La muerte de un promotor del consenso, por Soledad gallego-Díaz
Adiós, maestro
Un ilustrado del siglo XX
Las columnas en EL PAÍS de Gregorio Peces-Barba

Ante 50 alumnos, en un acto organizado por la delegación de estudiantes de la facultad de Derecho, De la Quadra-Salcedo ha recordado el pasado de Peces-Barba como luchador contra la dictadura franquista. El catedrático de Filosofía del derecho, cuyo despacho de abogados “defendió más de 1.000 procesos ante el Tribunal de Orden Público”, como recordó el abogado Mohedano, fue el primer rector de la universidad Carlos III de Madrid, creada en 1989.

Los dos ponentes constitucionales de la sala, Roca y Pérez-Llorca, han aprovechado el acto para reivindicar “la vigencia y validez” de la Ley Fundamental de 1978. Ambos, al frente hoy de prestigiosos despachos de abogados ―Roca será, a petición del Rey, quien defienda a la infanta Cristina tras su imputación en el caso Nóos―, han apelado al “consenso y la voluntad política” que protagonizó los debates constitucionales tras la muerte de Franco. “En la política de hoy echamos en falta lo que Gregorio representó durante la tramitación constitucional”, ha lamentado Roca.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS