Los populares vascos analizan los 5 millones que recibieron en 15 años

Bárcenas aportó papeles que atribuyó al pago en efectivo para pagar las sedes de Euskadi

Hay algunas organizaciones territoriales del PP que van por libre, no se fían, y han empezado a expurgar sus cuentas y sus relaciones con Luis Bárcenas, el extesorero del partido. La primera y más contundente es el PP vasco, tan emblemático por muchas razones y que tanto se ha distanciado por su peculiar situación (atentados y amenazas terroristas) de las andanzas del extesorero y la tardía reacción de la dirección nacional. El PP vasco ha encargado a su gerente un estudio de todas las aportaciones recibidas por la tesorería nacional durante los últimos 15 años. Suman casi cinco millones de euros.

En la documentación aportada el lunes por Bárcenas, durante su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, había una carpeta, verde, con el número 9. Y una localización: Bilbao. En esa sede judicial explicó que se trataba de aportaciones en efectivo que se hacían desde la organización en Euskadi para pagar hipotecas. No aclaró mucho más.

El PP vasco reaccionó a esa acusación y su secretario general, Iñaki Oyarzábal, compareció ayer para enseñar sus cuentas. Informó de que solo han tenido una gran hipoteca, de 210 millones de pesetas (1,26 millones de euros) con el Banco Popular para comprar y reformar en octubre de 1998 la primera sede del partido en Euskadi, en plena Gran Vía de Bilbao. Se adquirió a Zurich España. El PP vasco tiene todos los extractos contables de cómo pagó esa sede entre 1999 y 2011, con mínimas aportaciones de la tesorería nacional.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS