La enferma de ébola permanece estable dentro de la gravedad

Dieciséis personas más están ingresadas bajo observación en el hospital Carlos III Esta tarde han ingresado una peluquera, una enfermera y una limpiadora de centro de salud

Personal sanitario en una de las habitaciones de los pacientes aislados en el Hospital Carlos III.Foto: atlas | Vídeo: Atlas /Foto: Julián Rojas

El estado de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería enferma de ébola, no ha variado en las últimas horas de este viernes y permanece estable dentro de la gravedad, según han informado fuentes médicas del hospital Carlos III a primera hora de la noche. La paciente empeoró ayer tras sufrir un fallo respiratorio, que hizo que las autoridades sanitarias de Madrid llegaran a calificar su estado de "crítico".

Con el ingreso en la tarde de hoy de tres personas más --una peluquera, una enfermera y una limpiadora del centro de salud de Alcorcón--, ya son 17 las que permanecen aisladas en el hospital Carlos III de la capital. 

Más información
El miedo al ébola cunde entre los sanitarios y el personal de limpieza
Paseo clandestino por la quinta planta del hospital Carlos III
Los fallos del caso de Romero llevan a Ana Mato a cambiar los protocolos

Teresa Romero permanece en la planta sexta del Carlos III en un régimen de aislamiento. Es el único caso confirmado de enfermedad por el momento. En ese piso se encuentra también otra mujer, una enfermera a la que se le hizo una primera prueba del ébola que resulto negativa. Ahora se encuentra a la espera de realizarle una segunda. El hospital también ha informado de que en la tarde del viernes se está vaciando la tercera planta del centro en previsión de que haya nuevos ingresos. El hospital se ha desalojado y a partir de ahora solo atenderá casos de contagios o sospechas de ébola.

En la denominada "planta de vigilancia activa de contactos de riesgo" sigue hospitalizado el marido de la auxiliar, Javier Limón. En ese piso están internados bajo observación cinco médicos (cuatro hombres y una mujer), quienes han ingresado de manera voluntaria y por precaución debido a que fueron los que atendieron a la auxiliar contagiada; tres enfermeras y un supervisor enfermero (por idéntico motivo); un celador y tres peluqueras de Alcorcón (la ciudad de Madrid en la que vive la enferma) que trabajan en el establecimiento donde Romero se hizo la depilación. Todos están asintomáticos.

En la noche del jueves fue dado de alta un varón, enfermero, tras dar negativo en todas las pruebas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS