Podemos pregunta a sus bases si solo quieren alianzas por territorios

Iglesias busca el aval de los simpatizantes para descartar pactos con IU o Ahora en Común

La dirección de Podemos convocó este viernes por sorpresa una consulta a las bases —que arrancó hoy y continuará durante los próximos cinco días, hasta el 22 de julio— con la que busca legitimar su plan de acudir en solitario a las elecciones generales. El partido pregunta a los simpatizantes si aceptan alianzas territoriales, excluyendo la posibilidad de acuerdos a escala nacional. El plan de la cúpula consiste en fraguar alianzas en Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares y Galicia.

La consulta a las bases, convocada en paralelo a las primarias y en la que pueden participar los más de 375.000 inscritos en Podemos, es la fórmula elegida por la dirección del partido para intentar avalar la estrategia electoral aprobada en la asamblea fundacional y zanjar así el debate sobre la convergencia con IU o plataformas de unidad popular como Ahora en Común. Es una respuesta a la creciente presión, interna y externa, que está recibiendo Podemos para que Pablo Iglesias acabe aceptando concurrir a las elecciones junto a otras fuerzas en una candidatura conjunta al estilo de las listas que gobiernan en las dos principales ciudades, Ahora Madrid y Barcelona en Comú.

Mientras Ahora en Común, una iniciativa apoyada por cargos de IU, Equo y críticos de Podemos, trata de organizarse, esta semana se ha producido un llamamiento público de unos 120 artistas y rostros de la cultura que piden “mover ficha por la unidad popular”. Iglesias, sin embargo, se mantiene firme en su estrategia de no pactar con ese tipo de plataformas porque, dice, quiere evitar que se le asocie a un “frente de izquierdas”. No obstante, el secretario general de Podemos intenta “tejer alianzas” en algunas comunidades. El argumento que aduce la dirección de partido es el de la “plurinacionalidad” de España: aseguran que en ecosistemas políticos con equilibrios distintos, por ejemplo Cataluña, deben buscar “soluciones diferentes”.

Más información

En este contexto, la cúpula solo somete a referéndum interno, sin más concreción, un aval a “los acuerdos que se establezcan a escala territorial (nunca superior a la autonómica)”. Aunque la pregunta no precisa cuáles serían estos territorios, Podemos ya ha llegado a un principio de acuerdo con ICV en Cataluña y ha mantenido contactos con Compromís en la Comunidad Valenciana, con Més per Mallorca en Baleares y con las Mareas en Galicia. A pesar de ello, miembros de estas mismas formaciones y plataformas ya han manifestado que verían con buenos ojos una convergencia de las llamadas “fuerzas del cambio” a escala nacional para las elecciones generales, una circunstancia que puede dificultar las alianzas territoriales que busca Podemos.

Poco margen

“Vamos a someter a referéndum nuestra estrategia de alianzas. En Podemos decide la gente”, anunció el secretario general del partido en su cuenta de Twitter, aludiendo a la participación, uno de los principios fundacionales del partido. A pesar de esta declaración de intenciones, la decisión deja poco margen a quienes critican la estrategia electoral del núcleo duro, porque la pregunta ni siquiera plantea la posibilidad de tejer alianzas en todo el territorio. 

Iglesias afirmó, en declaraciones a Cuatro, que Podemos es una fuerza con “sensibilidad plurinacional”, y consideró que “hay muchos actores en Cataluña que pueden formar parte del cambio”. “Nuestra respuesta a la diversidad y a la variedad de territorios es el acuerdo. Nuestra hoja de ruta es aglutinar a mucha más gente que piensa diferente y con la que compartimos objetivos”, señaló el número dos de la formación, Íñigo Errejón, a La Sexta. “Para nosotros es fundamental trabajar con los sectores de la sociedad civil para construir un proyecto de cambio”, consideró Iglesias el jueves en el arranque de la campaña de primarias. Esa es la idea de “unidad popular” que mantiene Iglesias, que tiene más que ver con un “bloque social” y que consiste en incorporar a sus listas a profesionales y miembros de la sociedad civil.

IU sigue buscando unidad

Este planteamiento está en las antípodas del de Izquierda Unida (IU). La Presidencia federal de la organización aprobó este viernes una resolución que llama a profundizar en el proceso de unidad popular y que, sin nombrarla, hace referencia a la plataforma Ahora en Común. “Vamos al encuentro de esos espacios unitarios, con lo mejor de nuestra cultura política”. El documento aporta “algunas claves prácticas sobre la actitud” y el papel que deben desempeñar sus cargos. “Debemos asumir que somos un actor más en el proceso de construcción de unidad popular”, señala. La formación, además, pondrá “al servicio del proceso” a sus “cuadros, militantes, recursos materiales y programa político. “Debemos ser facilitadores, lo cual implica que no debemos apropiarnos de los procesos en nuestro proveccho”.

El candidato de IU a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, se mostró dispuesto a presentarse a un proceso de primarias de una plataforma o candidatura conjunta. “Si se hacen unas primarias, los candidatos de IU, en este caso sería yo, nos presentamos y que sea la gente la que decida”, afirmó en RNE.

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción