La inspectora jefa de Hacienda no asume el informe contra Rato

El exvicepresidente económico del Gobierno comparecerá el próximo miércoles

Margarita García-Valdecasas, inspectora jefa de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), aseguró al juez que ella se limitó, “como es habitual”, a firmar el informe de los funcionarios que motivó la denuncia de la fiscalía contra el exvicepresidente del PP Rodrigo Rato, su detención e imputación por tres delitos fiscales, uno de alzamiento de bienes y otro de blanqueo. El juez Antonio Serrano-Artal ha citado el miércoles a Rato para preguntarle por los tres delitos que le atribuye la ONIF, y que suman un fraude de 1.039.741 euros.

El juez preguntó esta mañana a García-Valdecasas sobre el informe de su departamento que atribuía a Rato hasta cinco delitos, y la inspectora jefe lo definió como “una denuncia temprana sobre posibles riesgos”. Los abogados de Rato, presentes en la declaración, insistieron en preguntar a García-Valdecasas si las acusaciones del informe eran suficientemente sólidas, a lo que la inspectora jefe respondió reiteradamente que las conclusiones de los funcionarios se basaban en los datos que figuraban en los ficheros de la ONIF. La base de datos de la Agencia Tributarias es el soporte documental en el que se apoya la ONIF para sus investigaciones.

El juez Antonio Serrano, preguntó a García-Valdecasas si conocía la diferencia existente entre “indicios” y “sospechas” y la inspectora jefe contestó que no y aclaró que no era una experta judicial, según fuentes conocedoras del interrogatorio. Los abogados del exvicepresidente pidieron al juez el archivo de la causa al escuchar las explicaciones “endebles” de la inspectora jefe. La Fiscalía se opuso porque aún falta por conocer el segundo informe de la ONIF, elaborado con los datos obtenidos en el registro de la vivienda y de la oficina de Rato.

El magistrado decidió citar al exvicepresidente tras interrogar como testigo a la inspectora jefe. Tres meses después de su detención y del registro de su casa y su despacho, Rato comparecerá el miércoles para dar las primeras explicaciones ante un juez sobre su comportamiento fiscal en relación con sus actividades profesionales y sus empresas dentro de la causa en la que el investiga su patrimonio y sus actividades económicas.

La Fiscalía le atribuyó en un principio fraude fiscal, blanqueo y alzamiento de bienes. El juez, sin embargo, ha limitado por ahora la investigación al fraude fiscal.

El exvicepresidente tiene tres causas abiertas en los juzgados. Dos de ellas están relacionadas con su efímero mandato en Caja Madrid y Bankia. La primera investiga el supuesto fraude a accionistas por la salida a bolsa de Bankia. La segunda analiza el supuesto uso indebido de tarjetas de crédito por parte de consejeros y directivos de Caja Madrid y Bankia durante el mandato de Rato. El tercer procedimiento afecta a sus negocios particulares.

Kradonara es la empresa de Rodrigo Rato con la que, según la Agencia Tributaria, el exvicepresidente económico del Gobierno de José María Aznar hizo maniobras irregulares por las que ahora está imputado por delito fiscal.

Según Hacienda, Rato usaba Kradonara para facturar sus servicios de asesoramiento a Telefónica, algo irregular que suponía un ahorro importante de los impuestos que debía pagar el exvicepresidente. Además, Rato recibía a través de Kradonara ingresos del extranjero con la “finalidad de eludir el cumplimiento de sus obligaciones tributarias”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción