Andalucía aprueba una proposición en defensa de la cohesión de España

PSOE y Ciudadanos se suman a una iniciativa del PP que pide una conferencia de presidentes

La presidenta andaluza, Susana Díaz, y el vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios, bromean durante la sesión plenaria del Parlamento de Andalucía de este miércoles en Sevilla.
La presidenta andaluza, Susana Díaz, y el vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios, bromean durante la sesión plenaria del Parlamento de Andalucía de este miércoles en Sevilla. Raúl Caro (EFE)

El Parlamento de Andalucía ha aprobado este jueves una proposición no de ley para manifestar su "más firme compromiso" con la cohesión de España e instar a la Junta a que pida al Gobierno que se convoque una conferencia de presidentes para definir "el proyecto común". La iniciativa, del PP, ha contado con el apoyo de PSOE y Ciudadanos mientras que IU y Podemos ha votado en contra. El mismo texto se ha presentado en las Cámaras de La Rioja, Asturias y Madrid y se llevará a todos los Parlamentos.

El portavoz parlamentario del PP, Carlos Rojas, ha pedido el apoyo de toda la Cámara porque considera que la soberanía de España "no es ni vulnerable, ni mucho menos fraccionable" y ha reiterado la necesidad de que el Gobierno andaluz demuestre la "aportación de Andalucía a la cohesión y unidad de España" y que garantice la "concordia entre todos los españoles".

"Andalucía no puede desentenderse de los ataques a la democracia y convivencia" porque no debe quedarse al margen" cuando hay un millón de catalanes con origen andaluz, ha agregado Rojas.

Más información
El PP calca una propuesta de Ciudadanos sobre la unidad de España
Elecciones catalanas

El portavoz socialista, Mario Jiménez, pese al apoyo a la iniciativa, ha sido muy crítico con las formas de la propuesta. "Más que una proposición no de ley, es un salmo responsorial", ha afirmado antes de criticar que, hasta en nueve ocasiones, se hable de España como "una gran nación". "La patria no se hace grande a base de soflamas, desfiles ni banderas al viento", ha afirmado.

El socialista cree que la situación es fruto de "un señuelo urdido por (Artur) Mas para intentar tapar la corrupción de su partido y el destrozo en los servicios públicos", pero ha acusado al Gobierno de seguirlo "por conveniencia" porque a Rajoy "quizás también le convenga este debate por lo mismo".

"A la tremenda irresponsabilidad de Artur Mas no ha habido una respuesta responsable del Gobierno", ha agregado Jiménez, quien ha asegurado que sin embargo el Ejecutivo andaluz y su presidenta, Susana Díaz, "va a estar siempre con el Gobierno de España, sea quien sea, en defensa del orden constitucional".

El portavoz de Podemos, José Luis Serrano, ha acusado al PP de recurrir "a la doctrina administrativa del franquismo más antiguo" en su defensa del estado de derecho y la cohesión de España, y ha asegurado que su partido no permitirá que se pretenda ir a un federalismo asimétrico, que sería "un golpe de Estado".

La portavoz de Ciudadanos, Marta Bosquet, ha criticado las formas del PP al presentar la iniciativa pero ha basado su apoyo en que su partido busca el reconocimiento de que la soberanía reside en el pueblo español y que las leyes "hay que cumplirlas".

La diputada de IU Inmaculada Nieto ha sido muy crítica con la proposición del PP, que ha tachado de "rancia y casposa" y ha hecho referencia a un "tufillo reconocible de lejos del ultranacionalismo y frentismo de quienes no saben resolver los problemas políticos porque no saben "escuchar ni dialogar".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS