Garzón alerta de estallidos sociales que pueden terminar en fascismos

"La oligarquía de Europa está dando las condiciones" para esas revueltas, dice el candidato

El candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, durante la conferencia que ha ofrecido hoy en el Club Siglo XXI.
El candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, durante la conferencia que ha ofrecido hoy en el Club Siglo XXI. Zipi (EFE)

Un discurso grave, muy duro, el que ha pronunciado esta noche el candidato de Izquierda Unida- Unidad Popular, Alberto Garzón, en una conferencia en el Club Siglo XXI bajo la atenta mirada de los Reyes Juan Carlos I y Felipe VI, en un óleo de grandes dimensiones a su espalda de republicano. Más allá de la paradójica imagen —él no ha obviado la circunstancia, y ha pedido el fin de una institución "anacrónica" ante el murmullo de los asistentes—, el dirigente de IU ha hilado una conferencia de serias advertencias. El candidato a La Moncloa de la federación de izquierdas ha alertado contra el auge de los fascismos en Europa, como ha sucedido en Francia con el Frente Nacional de Le Pen, y su traslación a España si no se opta por una "ruptura" democrática que mitigue la "frustración" y "la ira" de las clases más desfavorecidas.

Más información
El debate a cuatro lo ganó en las redes el candidato que no fue invitado
IU se lanza a por el voto de los trabajadores precarios
Garzón carga contra el capitalismo: “Es un sistema criminal”

"La oligarquía de Europa está dando las condiciones para estallidos sociales. La cuestión es si las respuestas se van a dar desde la derecha extrema, de derecha fascista o desde la radicalidad democrática", ha asegurado el candidato. "Nosotros somos de esa segunda opción", ha explicado. La ruptura que defiende su candidatura no es más, sin embargo, que un proceso constituyente por la vía del 168 de la Constitución para desarrollar una nueva ley fundamental de marcado acento social que garantice el trabajo estableciendo que el Estado es el empleador de último recurso y en un Estado federal.

"En Francia, todas las desindustrializaciones del norte explican el auge del fascismo. Si no se entiende eso en nuestro país estaremos permitiendo el riesgo real de lo que está ocurriendo en toda Europa", ha señalado Garzón, que reconoce no obstante que en España aún no hay un partido de extrema derecha con pujanza, pero sí "comportamientos xenófobos", como el del candidato del PP a las elecciones catalanas, Xavier García Albiol, cuando hablaba de "limpiar Badalona". El candidato de IU ha echado mano de su propia experiencia vital para explicarlo: "Cualquiera que vaya a un barrio popular, que viva en un barrio popular, sabrá de lo que estoy hablando. Yo lo sé, soy el único varón de mi clase que llegó a la universidad". El resto de sus compañeros, ha explicado, optaron por empleos de la construcción. "Hoy todos están en el paro; en Málaga hay una tasa de paro superior a la de Gaza, que es una zona de guerra". Aquellos amigos hoy "no tienen conciencia política", ha contado, y son un ejemplo del caldo de cultivo que puede llevar a los estallidos sociales.

"Este modelo social que está construyendo la derecha no es sostenible en el tiempo. La oligarquía solo está pensando en las próximas elecciones", ha censurado. "De estas políticas nace el fascismo como en Francia. De la frustración, de la ira, del descrédito", ha alertado.

En su opinión, las candidaturas de PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos no evitarán, sino todo lo contrario, estos riesgos. Con esa última advertencia ha concluido el candidato: "Estas candidaturas están mintiendo en campaña. Van a obedecer a la Troika, que pide un recorte de 10.000 millones, y mientras no haya una desobediencia y una nueva política económica en la Unión Europea se van a generar las condiciones para que crezca la extrema derecha todavía más".

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS