Ciudadanos abre la puerta a pactos puntuales de leyes con el PNV

El partido, que intenta establecer "un cortafuegos" entre la formación vasca y los independentistas catalanes, pone el límite de que se hable dentro del marco constitucional

Albert Rivera, en una imagen de archivo.
Albert Rivera, en una imagen de archivo. Pablo Blazquez Dominguez (Getty Images)

Los dirigentes de Ciudadanos están dispuestos a dialogar para alcanzar acuerdos puntuales con el PNV la próxima legislatura. El partido ha basado hasta ahora su política en no llegar a entendimientos con partidos “que quieren romper España”, y siempre ha incluido en esa lista a la formación vasca junto a Compromís o Mes, “los socios del PSOE”. Sin embargo, la expansión nacional y la incorporación de nuevas voces a Ciudadanos está añadiendo matices al discurso. “Con el actual PNV se puede pactar”, dijo Fernando Maura, número seis por Madrid, en el diario Gara.

Más información
Toda la información sobre el PNV
Ciudadanos, dispuesto a pactar leyes con PP, PSOE y Podemos
Girauta: "Esta es la única nación. Y punto"

“Este PNV es prudente. Nada que ver con Convergencia. Pactar es mucho decir. Podemos hablar, hay buena disposición”, añadió Juan Carlos Girauta, número uno por Barcelona y miembro de la Ejecutiva del partido, que mantiene su propuesta de recalcular el cupo vasco y su idea de eliminar luego el Concierto Económico.

“Yo creo que no, que con el PNV no se puede pactar”, explicó José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos y jefe de gabinete de Albert Rivera. “Sí se puede hablar, igual que hemos votado en el Parlament con Esquerra cosas de políticas sociales. Se puede llegar a acuerdos puntuales en temas concretos. Pero si hablamos de grandes pactos de Estado o de Gobierno, de lo que se está hablando en la campaña electoral, no”.

Hay representantes del partido que están intentando lanzar un mensaje conciliador al PNV mientras se mantenga en el marco de la Constitución. En Ciudadanos hay consenso en la creencia de que el nacionalismo catalán de Artur Mas es “irrecuperable”. A eso se añaden voces que consideran necesario establecer “un cortafuegos” que lo separe de los nacionalistas vascos, estableciendo “una línea de conversación” dentro de la Constitución.

Ciudadanos siempre ha mantenido un discurso firme en contra de los partidos nacionalistas. Los dirigentes consultados aseguran la vigencia de ese pilar básico de su propuesta, y argumentan que es compatible con llegar a entendimientos puntuales dentro del día a día del Congreso de los diputados. La formación ya se había mostrado abierta a pactar políticas económicas y de defensa de la unidad de España con el con el PP; medidas sociales con el PSOE; y de regeneración democrática e institucional con Podemos.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS