La Generalitat y el Gobierno cierran cinco conflictos para no ir al TC

Una reunión bilateral logró acuerdos sobre el Instituto Catalán de Finanzas y la simplificación administrativa

El Gobierno central y la Generalitat han acordado la resolución de cinco conflictos competenciales para no acudir al Tribunal Constitucional, entre ellos uno sobre el Instituto Catalán de Finanzas (ICF). El popular Xavier García Albiol reveló el acuerdo como muestra de la “buena voluntad” del Gobierno justo horas antes de la reunión de hoy entre Soraya Sáenz de Santamaría y Oriol Junqueras. La Generalitat minimizó esos pactos al calificarlos solo de carácter técnico.

Rajoy y Puigdemont, la semana pasada, en la entrada de La Moncloa.
Rajoy y Puigdemont, la semana pasada, en la entrada de La Moncloa.BERNARDO PÉREZ
Más información
La consulta nubla el diálogo entre Rajoy y Puigdemont
Las peticiones de Puigdemont a Rajoy
El ICF acaba el proceso para ser un banco público pero sigue sin ficha
Junqueras maniobra para ser “interlocutor directo” del Gobierno

El vicepresidente catalán aseguró ayer “no tener constancia” de que se hubieran desbloqueado en la comisión mixta Gobierno-Generalitat conflictos relativos al ICF, otro sobre la protección a la infancia y un tercero sobre la simplificación administrativa de la Generalitat. Los cinco convenios los suscribió este mes por la parte catalana Raül Romeva, consejero de Exteriores catalán y responsable de Relaciones Institucionales, según confirman tanto el PP como el departamento de Romeva.

Fuentes del Gobierno catalán precisaron, sin embargo, que esos acuerdos son solo de carácter técnico y que no están relacionados con la reunión que mantuvieron el día 20 Mariano Rajoy y Carles Puigdemont. Por ello, mostraron su sospecha de que el PP quiere “politizar” la reunión al haber divulgado los acuerdos el líder del PP catalán.

Ponemos de manifiesto nuestra voluntad de llegar a acuerdos", afirma Albiol

Los acuerdos alcanzados, sin embargo, no hacen referencia a las tres prioridades que le transmitió Puigdemont a Rajoy: que el Gobierno no recurra la ley antidesahucios, que frena los desalojos y que impide cortar en inviernos los suministros a las familias sin recursos; que se rebaje el objetivo de déficit, al sostener que es incompatible con su plan de choque social, y que no haya trabas a su programa de acogida de refugiados. Ayer mismo Junqueras se reunió con miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y de la Alianza contra la Pobreza Energética. Los dos colectivos le trasladaron la necesidad de que convenza hoy a Sáenz de Santamaría para que no recurra ante el Constitucional —el plazo se acaba el día 5— la ley antidesahucios.

Lamentablemente, la experiencia nos dice que hay que tener pocas expectativas en la reunión", dice Junqueras

Junqueras avisó de su “escepticismo”, especialmente después de que el Consejo de Ministros decidiera el viernes recurrir la ley sobre el impuesto de los pisos vacíos; los aspectos laborales de la Ley de Igualdad y la Ley de Administraciones Públicas sobre la creación de entidades municipales descentralizadas. A ese pliego de cargos, se le sumó ayer el fallo del Constitucional que anula el impuesto catalán a las centrales nucleares por considerar que hay una doble tributación. “Eso demuestra una vez más la insensibilidad social de Gobierno hacia los catalanes”, criticó el republicano.

El escepticismo de Junqueras se extiende a todo el Gobierno catalán. Puigdemont dijo el lunes que no le sorprendieron los recursos pero deslizó: “Han demostrado que no les interesa hablar de política sino de vernos en los tribunales, ergo tenía razón. A un independentista como yo no decepciona, mensaje recibido”, dijo. En unas declaraciones en el Senado, Albiol subrayó la disposición del Gobierno en alcanzar pactos si se ajustan a la Constitución y al Estatuto y dijo que la Generalitat ha recurrido más veces al Constitucional (51) que el Gobierno central (36).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS