Muere un hombre de 30 años tras ser detenido por resistirse a su desahucio

El fallecido, arrestado por morder supuestamente en una pierna a un agente, murió en el hospital al que le trasladaron los policías

Un hombre de 30 años, de origen cubano y que responde a las iniciales L. R. B., ha fallecido tras ser detenido después de que fuese desahuciado a primera hora de la tarde en la calle Independencia de Oviedo. Según ha informado el Cuerpo Nacional de Policía, el hombre fue arrestado por morder supuestamente en una pierna a un agente.

Más información
Salvados por la ley antidesahucios
Cinco años viviendo en 15 metros cuadrados

Fue durante su traslado a comisaría cuando, según ha explicado la Jefatura Superior de Policía de Asturias, los agentes se percataron de que el detenido respiraba con dificultad y mostraba un gran estado de ansiedad. Entonces, lo llevaron al hospital, donde falleció.

Antes de ello, la Comisión Judicial que iba a desahuciarlo, había solicitado la presencia de una patrulla después de que L. R. B. se negase a abrir la puerta de su vivienda. Los agentes, tras hablar y negociar con él, le convencieron para que les dejara pasar y, tras recibir la orden de desahucio, se disponía a abandonar la vivienda. No obstante, según la Jefatura Superior, el ciudadano cambió entonces de actitud "de forma sorpresiva", y se abalanzó sobre uno de los policías, al que mordió en una pierna.

Los policías arrestaron entonces al hombre, acusado de atentado contra la autoridad, y procedieron a trasladarlo hasta la comisaría. Fue entonces cuando los agentes observaron que presentaba "un gran estado de ansiedad" y lo llevaron hasta el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Una vez en el centro sanitario y transcurridos unos veinte minutos, el servicio médico informó a los policías del fallecimiento del detenido.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS