Dimiten 30 mandos de la Policía navarra por la ley que modifica sus retribuciones

El Gobierno navarro dice que no acepta 'chantajes' de jefes del cuerpo policial

Agentes de la Policía Foral de Navarra reclaman contra el decreto que regula sus condiciones de trabajo en 2004.
Agentes de la Policía Foral de Navarra reclaman contra el decreto que regula sus condiciones de trabajo en 2004.Luis Azanza (Archivo)
Más información
Una abogada propuesta por Bildu, nueva consejera de Interior en Navarra
La policía navarra protege a las ambulancias que no siguen el paro
El debate sobre el régimen fiscal foral se reabre en Navarra y País Vasco

Todos los mandos de la Policía Foral de Navarra menos tres, han presentado su dimisión este viernes como jefes de unidad en protesta por la nueva Ley de Policía, que modifica las retribuciones en el cuerpo. La consejera de Interior de Navarra, María José Beaumont, ha afirmado que el Gobierno no acepta "chantajes" y que no se van a aceptar las dimisiones porque no está contemplado en el reglamento.

La salida de los 30 mandos -todos excepto el comisario principal, un comisario y un inspector interino- implica que "este fin de semana ya no habrá jefes de unidad" en todo el cuerpo de la Policía Foral, ha explicado Santiago Arraiza, secretario de la Agrupación y presidente de la Comisión de Personal del cuerpo policial. Por su parte, la consejera ha querido transmitir un mensaje de "tranquilidad" respecto al funcionamiento de los servicios de seguridad ciudadana, porque, según ha remarcado, el Gobierno no duda "de la responsabilidad de los mandos".

La nueva Ley de Policía fue aprobada por el Parlamento foral en la pasada legislatura pero no entrará en vigor hasta el próximo 1 de octubre. Previamente, el actual Gobierno de Navarra deberá aprobar el decreto que la desarrolla, cuyo borrador ha causado las dimisiones por las nuevas tablas retributivas que establece. En concreto, el borrador fija que un total de 256 policías verán rebajado su sueldo mientras que unos 700 lo verán aumentado. "Nos han remitido una serie de tablas de retribuciones donde muchos compañeros pierden mucho dinero, 3.000, 4.000 euros", ha explicado Juantxo Zabalza, presidente de la Agrupación Profesional de Policía Foral.

El presidente de la agrupación cree que la decisión "deja a la Policía Foral de Navarra en una situación ingobernable", al tiempo que ha subrayado que "el Gobierno no tiene otro remedio que admitir sus dimisiones, porque esos puestos son voluntarios".

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS