PRESUNTO ACOSO LABORAL

Cifuentes sobre el acoso laboral: “El portavoz tiene todo mi apoyo y la diputada todo mi cariño”

La presidenta insta a Elena González-Moñux a aclarar el hecho en los tribunales

Cristina Cifuentes comparece ante la prensa el pasado 29 de agosto.
Cristina Cifuentes comparece ante la prensa el pasado 29 de agosto.Alvaro García

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, defendió este jueves al portavoz del PP en la Asamblea, Enrique Ossorio, tras la acusación de acoso laboral revelada por EL PAÍS y realizada contra él por la diputada popular Elena González-Moñux. Cifuentes, al mismo tiempo, mostró a la parlamentaria “su cariño”. “El portavoz tiene absolutamente todo mi apoyo y la diputada todo mi cariño. Deseo que se cure lo más rápido posible y que siga trabajando con la misma lealtad al PP".

La presidenta madrileña instó a la víctima a denunciar el caso en los tribunales. Y calificó la información publicada de “una sorpresa desagradable”. Cifuentes defendió al portavoz del PP, del que afirmó que ha desarrollado “un trabajo extraordinario". "Enrique Ossorio tiene toda mi confianza y el apoyo del grupo”.

La diputada González-Moñux explicó que no pretende interponer ninguna denuncia “para no hacer daño al partido”. Y añadió que no renunciará a su acta ni pasará al Grupo Mixto.

La parlamentaria manifestó su intención de reincorporarse a la actividad parlamentaria cuando sus condiciones de salud mejoren. "No voy a renunciar al acta en absoluto, no he hecho nada malo, ni he robado, ni he hecho daño a mi partido, todo lo contrario, he estado aguantando por no querer hacer daño”.

Según Cifuentes, durante la legislatura, “no ha habido una sola queja de los 48 diputados del PP” sobre Ossorio, ni de los 16 trabajadores administrativos. “Entiendo que esto que ha ocurrido es aislado", señaló en referencia a la "grave" acusación de González-Moñux. Además, manifestó que la diputada "no solo tiene el derecho sino la obligación".

Aritmética

La presunta víctima de maltrato laboral se reunió el pasado día 19 con el portavoz del Ejecutivo madrileño, Ángel Garrido, a petición de este, quien le pidió que fuese a las votaciones tras recordarle la ajustada “aritmética" parlamentaría de la Asamblea de Madrid y asegurarle que era "compatible” estar de baja y acudir al puesto de trabajo para votar. Desde que está de baja, la diputada ha faltado a las comisiones en las que se halla inscrita y al pleno del pasado día 13. El PP gobierna en la Comunidad de Madrid con el apoyo de Ciudadanos y con solo un voto de diferencia sobre los grupos de la oposición.

Cifuentes apuntó que no tiene “ninguna preocupación” sobre a las votaciones, ya que llevan “quince meses gobernando en minoría y el PP ha funcionado como una piña”.

Ossorio anunció que estudia querellarse contra la diputada que le acusa de maltrato laboral con el fin de defender “su honor ante las injurias y calumnias vertidas”. Y señaló que “la totalidad de los diputados” populares “manifiestan su completo apoyo a su portavoz”, según un comunicado que este jueves emitió el PP de la Asamblea de Madrid.

Ossorio, “con ayuda de algún colaborador de su departamento” telefoneó a los 48 diputados del PP para recabar ese apoyo, según un portavoz del grupo popular.

La diputada González-Moñux aseguró, por su parte, que “sería extraño que un jefe llame personalmente a subordinados y estos le nieguen el apoyo”. Asimismo, destaca que ha recibido numerosas muestras de apoyo en su correo “de amigos e incluso de compañeros de escaño y de la Asamblea”.

La diputada causó baja el pasado día 10. Desde entonces, solo ha ido una vez a la Asamblea. Acudió a votar al pleno del pasado jueves, pero no estuvo en la sesión del día 13 ni en las distintas juntas de portavoces. Dada la actual correlación de fuerzas, basta que un diputado del PP falte a un pleno para que el Gobierno de Cifuentes no pueda aprobar leyes.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS