El debate sobre primarias y el futuro de Cospedal llega vivo al congreso del PP

También se debatirán en el cónclave enmiendas sobre la gestación subrogada o el aborto

La dirección del PP ha asumido o logrado que se retiren el 80% de las 1.334 enmiendas presentadas a la ponencia política y de estatutos que debatirá en su 18 congreso nacional, que empieza este viernes en Madrid. Pero varios de los asuntos más candentes llegarán vivos al cónclave porque no ha habido acuerdo previo sobre el sistema para elegir al líder, la acumulación de cargos —especialmente, los de María Dolores de Cospedal, ministra y secretaria general del partido— , la posición ante la gestación subrogada o el aborto. Los debates serán a puerta cerrada entre este viernes y el sábado.

Maroto, Cospedal y Rajoy, este lunes.
Maroto, Cospedal y Rajoy, este lunes.Tarek (EFE)

Con casi dos años de retraso, el 18 congreso nacional del PP, en el que actualizará sus estatutos y renovará a Mariano Rajoy como líder, se celebrará del 10 al 12 de febrero en las instalaciones de Caja Mágica, en Madrid. Las cinco ponencias a debatir han recibido unas 4.000 enmiendas. Estos son los asuntos más polémicos.

Más información
Spain's Defence Minister Maria Dolores de Cospedal attends a news conference during a meeting of defence ministers in Porto
La enmienda contra Cospedal destapa la crisis del PP de Castilla-La Mancha
Cospedal mantiene vacantes tres direcciones generales de Defensa

Primarias. El PP establece en sus estatutos que el presidente del partido es el candidato a presidir el Gobierno. Puede ser proclamado, además, por una Junta Directiva Nacional. Algunas organizaciones territoriales muy relevantes, como Madrid y Valencia, habían pedido que se considerase la posibilidad de adoptar las primarias con el sistema de “un militante, un voto”. Esa era la doctrina que el partido había asumido hace año y medio en su conferencia política, pero las malas experiencias de otras formaciones desinflaron ese conato de discusión en el PP. Para este congreso, la dirección nacional ideó una votación a doble vuelta, de forma que en la primera serían preguntados todos los militantes y en la segunda votación decidirían los compromisarios (mayoritariamente cargos del aparato). La mayoría de quienes presentaron enmiendas a favor de primarias aceptaron finalmente esa oferta y retiraron sus iniciativas, pero otros diez, entre ellos, el portavoz municipal en Madrid, Íñigo Henríquez de Luna, mano derecha de Esperanza Aguirre, han decidido llevar su propuesta hasta el final, esto es el debate de la ponencia de estatutos, en la que están inscritos los 3.128 delegados. El debate será a puerta cerrada y con intervenciones de apenas dos minutos.

La gaviota no es una gaviota

La gaviota del PP no es una gaviota, es un charrán. Varios militantes del partido querían aclararlo de una vez por todas y enviaron enmiendas para que así constara oficialmente en los estatutos, según informan fuentes populares. La dirección del PP ha accedido porque la ley de partidos exige especificar con detalle los colores y símbolos que identifican a cada formación política. El autor del logo del PP, Fernando Martínez Vidal, era el más interesado. Lleva 26 años repitiendo, sin mucho éxito, que no había pintado una gaviota porque son aves que comen carroña —es habitual verlas en los vertederos—, sino un charrán, esto es, un “ave marina de cuerpo grácil, parte superior de la cabeza de color negro, pico largo afilado y cola profundamente ahorquillada”.

La enmienda-Cospedal. La dirección del PP recibió medio centenar de enmiendas contra la tendencia a acumular cargos institucionales, orgánicos y políticos en el partido. Pese a las negociaciones para intentar llegar a un acuerdo, quedan aún “diez o 12 por resolver”, según fuentes del PP. Algunos de los que han presentado enmiendas discuten incompatibilidades técnicas. La mayoría se refieren, sobre todo, a cuestionar la situación particular de María Dolores de Cospedal, secretaria general, presidenta del PP de Castilla-La Mancha, diputada por Toledo y ministra de Defensa. Habrá debate pero la discusión la zanjará Mariano Rajoy si apuesta por el continuismo actual. El PP no tiene estipulado en su estructura la figura del coordinador general, que puede ser la gran innovación del cónclave si Rajoy decide que Cospedal siga. Ese cargo ya se probó en 1996 con Ángel Acebes y se crearía en un comité ejecutivo tras el congreso “refundiendo” funciones y competencias de los puestos actuales.

Limitación de mandatos. El compromiso del PP de limitar los mandatos a ocho años figura en el pacto de investidura con Ciudadanos, pero no se ha incorporado a la ponencia de estatutos. Las enmiendas recibidas en ese sentido han sido retiradas y la que queda “no tiene recorrido”, según fuentes de la cúpula popular.

Gestación subrogada, aborto y humanismo cristiano. Pese a los intentos de llegar al congreso con una postura pactada, el partido no ha logrado ponerse de acuerdo sobre la gestación subrogada, asunto que ha provocado numerosas enmiendas, a favor y en contra. También habrá debate sobre el aborto de militantes molestos por la retirada de la reforma que el PP llevó en su programa electoral de 2011. Otros asuntos candentes son la custodia compartida y la dirección seguía ayer negociando con los que han solicitado que la definición de partido comprometido con “el humanismo cristiano” vuelva al articulado de los estatutos —la ponencia de estatutos lo ha trasladado al preámbulo, donde no tiene valor normativo—. El coordinador de la ponencia, Fernando Martínez-Maillo sí ha logrado a un acuerdo para permitir el voto en conciencia, de forma excepcional, sobre cuestiones que afecten a la moral o las convicciones más profundas, como el aborto.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS