La segunda confesión del arrepentido de Púnica

El juez cita a declarar el próximo lunes al constructor David Marjaliza después de que este lo pida para aportar nuevos datos sobre la trama de Francisco Granados

David Marjaliza, a su llegada a la comisión que investiga la corrupción en la Asamblea de Madrid.
David Marjaliza, a su llegada a la comisión que investiga la corrupción en la Asamblea de Madrid.Kike Para

La última vez que acudió a declarar a la Audiencia Nacional fue en noviembre de 2015. Él aún estaba en la cárcel y el juez instructor del sumario del caso Púnica era Eloy Velasco. Semanas después, fue excarcelado y, hasta ahora, se había mantenido en silencio. Sin embargo, el constructor David Marjaliza Villaseñor, uno de los grandes arrepentidos de la corrupción en España, ha decidido volver a hablar para aportar nuevos datos y documentos sobre la red de corrupción presuntamente encabezada por Francisco Granados. Sus abogados presentaron el martes un escrito ante el nuevo titular del Juzgado Central de Instrucción 6, Manuel García Castellón, en el que solicita comparecer de nuevo. El juez, con el respaldo de la Fiscalía Anticorrupción, ha aceptado el ofrecimiento y ha fijado este jueves su comparecencia para los próximos 30 y 31 de octubre, y 2 de noviembre.

Más información
Granados pide que Cifuentes y Aguirre declaren como imputadas en Púnica
Un testigo de Lezo: “Ignacio González pidió a mi jefe que buscase un millón para el partido”

En su escrito, Marjaliza asegura que pide ahora declarar porque cuando confesó por primera vez, la causa estaba declarara secreta y los abogados de los otros imputados –a muchos de los cuales incriminó en su testimonio- no pudieron interrogarlo. Marjaliza anuncia en dicho escrito que quiere hacerlo ahora a todos. Sin embargo, dado el elevado número de investigados en la causa –más de cien-, a los que se suman las acusaciones personadas, el juez García Castellón ha decidido ordenar el interrogatorio del mismo modo en el que está organizado el sumario. Es decir, por piezas separadas. En la actualidad son 16. De ellas, tres están finalizadas. En otras, el constructor no figura en las pesquisas.

De este modo, en los tres días ya fijados para la declaración sólo podrán participar los letrados de aquellos investigados en la pieza separada número 6, en la que se investigan el supuesto amaño de contratos municipales en varios ayuntamientos en favor de la empresa de eficiencia energética Cofely. El magistrado pretende que esta parte de la investigación, ya muy avanzada, sea la próxima en ser concluida. En ella están imputados, entre otros, los exparlamentarios regionales del PP Daniel Ortiz y Mario Utrilla, y varios alcaldes, entre ellos el que fuera regidor socialista de Parla José María Fraile. También figuran varios directivos y empleados de la multinacional.

Cinco declaraciones hasta ahora

El constructor y antiguo socio de Granados ha comparecido, hasta ahora, cinco veces en la Audiencia Nacional, en todos los casos con Velasco como juez instructor. En la primera de ellas, poco después de su detención en octubre de 2014, se negó a declarar. Sin embargo, en abril de 2015, el empresario dio las primeras muestras de querer colaborar con la justicia durante un registro en la casa de sus padres en Valdemoro (Madrid) al que él asistía. Tras diversos contactos entre su abogado y la Fiscalía para que su colaboración se tradujera en una reducción de sus futuras condenas -fuentes cercanas al empresario aseguran a EL PAÍS que no hay un pacto concreto-, en junio acudió en tres ocasiones a la Audiencia Nacional para confesar.

La primera fue el 18 de junio de aquel año. Aquel día, el juez Eloy Velasco y las dos fiscales del caso le interrogaron por espacio de dos horas. Un día después volvía a sentarse ante el magistrado, en este caso durante tres horas, para seguir detallando su participación y la de otros en las actividades de la trama. El 25 de junio hacía su tercera declaración. La más larga hasta ahora: cinco horas. En todo este tiempo, Marjaliza siguió encarcelado, situación que se mantenía cuando en noviembre de ese mismo año acudió por quinta y última vez, hasta ahora, para ser interrogado. Un mes después el juez accedía a su puesta en libertad bajo fianza. Ahora, cuando se han cumplido 22 meses de su excarcelación, pide declarar de nuevo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS