El pacto por la Justicia se atasca ante un “obstáculo insalvable”, según Ciudadanos

El partido no apoyará un acuerdo que no resuelva la independencia del Poder Judicial

Francisco Moreno, Lourdes Ciuró, Paloma Segrelles, Ignacio Prendes y Juan Pedro Yllanes.
Francisco Moreno, Lourdes Ciuró, Paloma Segrelles, Ignacio Prendes y Juan Pedro Yllanes.EL PAÍS

Ciudadanos no apoyará ningún pacto sobre la justicia que no resuelva la independencia del Consejo del Poder Judicial. El vicepresidente del Congreso de los Diputados y diputado de Ciudadanos, Ignacio Prendes, ha asegurado este martes en un coloquio organizado por el Club Siglo XXI bajo el epígrafe de ‘La independencia judicial en el futuro’ que su partido no se prestará a “los cambalaches de repartos” que, desde su punto de vista han regido la elección de los 12 vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Durante el debate, al que no han acudido el fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, ni representantes del PP ni del PSOE como estaba previsto, Prendes ha explicado que la Subcomisión por la Justicia del Congreso, que se puso en marcha hace seis meses, se encuentra atascada. “Hay un obstáculo hasta ahora insalvable: la elección directa de los 12 vocales”, ha señalado. Y ha advertido: “Ciudadanos no estará en ningún pacto que no aborde la despolitización del Poder Judicial”.

En sus intervenciones, el vicepresidente del Congreso ha insistido en tono tajante en que si no se alcanza una reforma de la ley orgánica del Poder Judicial, su partido, que tiene un pacto de legislatura con el PP, defenderá su propio proyecto sin participar en soluciones alternativas.

Por su parte, Podemos, representado en el coloquio por Juan Pedro Yllanes, ha afirmado que en caso de fracaso defenderá la elección parlamentaria, como se aplica en este momento, pero con participación activa de la carrera judicial.

Prendes ha defendido la independencia de los 5.000 jueces y magistrados que hay en España, “pero no la del Poder Judicial en su conjunto”. Ha considerado básico que hay que “recuperar la credibilidad perdida de un poder del Estado”. Según ha recordado, en 1985 se tomó la decisión de cambiar el método en contra de la previsión constitucional, por lo que ha considerado necesario, aunque no suficiente, “volver al camino anterior y establecer la cautelas posibles para que los 12 vocales sean representativos de la carrera y no corporativos”. ¿Cómo? Con una reforma para que el voto sea directo en la carrera judicial y con mecanismos para garantizar la pluralidad.

En el coloquio, organizado  y moderado por Paloma Segrelles, también ha participado la diputada del PDCAT Lourdes Ciuró, quien ha considerado que la independencia de la justicia debe ir más allá del CGPJ. En ese sentido, ha señalado al fiscal general del Estado, al que ha calificado de “plenipotenciario”. “Puede decidir nombramientos sin contrabalance”, ha criticado. En su opinión, es un cargo que se adecua a la concepción del Gobierno. “Aquí tenemos un fiscal que lo puede todo”, ha insistido. El CGPJ, ha apuntado, “es otra cuestión que hay que abordar”. Ciuró ha defendido a los jueces que están en las salas para cargar sobre “los altos funcionarios que van a tener en sus manos los casos de corrupción, terrorismo o casos de aforados”. En ese sentido ha abogado por conseguir una participación activa de los 5000 jueces, más allá de las asociaciones.

Yllanes, por su parte, ha defendido el “papel importante” de las asociaciones, a las que ha considerado un “medio adecuado” para proponer a los vocales, sin embargo, ha criticado que ese papel “ha quedado constreñido a dos solamente” y su labor no ha ahondado en la independencia política. “La independencia”, ha subrayado, “va mucho más allá de la elección de los vocales del Poder Judicial”.

El fiscal de sala jefe de la Unidad de Apoyo Francisco Moreno ha desechado que el nombramiento de un vocal por parte de un partido comprometa las decisiones del vocal. Moreno ha vinculado la credibilidad de la Justicia al servicio que presta. "El colectivo no tiene credibilidad porque percibe un servicio de mala calidad. Es el punto al que debe irse", ha considerado.

Sobre la firma

Miquel Alberola

Forma parte de la redacción de EL PAÍS desde 1995, en la que, entre otros cometidos, ha sido corresponsal en el Congreso de los Diputados, el Senado y la Casa del Rey en los años de congestión institucional y moción de censura. Fue delegado del periódico en la Comunidad Valenciana y, antes, subdirector del semanario El Temps.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS