El alcalde del PP que guardaba las ‘mordidas’ en el banco

El último informe del caso Púnica destaca que el exregidor de Collado Villaba recibió sospechosos ingresos en sus cuentas durante un amaño

El exalcalde de Collado Villalba, tras presentar su dimisión en 2014
El exalcalde de Collado Villalba, tras presentar su dimisión en 2014Claudio Alvarez

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha entregado recientemente al juez Manuel García-Castellón un extenso informe sobre las supuestas irregularidades en la adjudicación en 2014 en el Ayuntamiento de Collado Villaba (Madrid) de un contrato de eficiencia energética de 43 millones de euros a la trama Púnica en el que apunta que parte de la supuesta mordida que el entonces alcalde del municipio, el popular Agustín Juárez, recibió terminó en las cuentas bancarias del hoy exregidor.

Más información

El documento policial destaca que entre 2012 y 2014 —periodo en el que supuestamente se fraguaron las irregularidades para que el concurso público lo ganara la empresa Cofely— en los depósitos de Juárez se ingresaron más de 90.000 euros mediante entregas en efectivo y transferencias sospechosas desde la sociedad de un presunto intermediario del amaño. Juárez aseguró ayer a EL PAÍS que todos esos ingresos "están 100% justificados y declarados" y acusó a la UCO de hacer un "interpretación interesada" solo para incriminarle.

Ángel Juárez fue uno de los primeros detenidos por la Guardia Civil cuando estalló la Operación Púnica en octubre de 2014. Acusado precisamente del supuesto amaño del contrato para renovar el alumbrado de su municipio, entonces evitó ingresar en prisión tras pagar una fianza de 40.000 euros. Tras su arresto, el político dimitió de su cargo y se declaró “absolutamente inocente”. Ayer insistía en ello y aseguraba que en no tuvo "ninguna participación ni influencia" en la adjudicación irregular del que se le acusa y recalca que lo único que recibió de un directivo de Cofely fue una entradas para ver un partido entre el Real Madrid y el FC Barcelona.

Sin embargo, el nuevo informe de la UCO le señala como el principal beneficiado del amaño de la adjudicación y por la que, según declaró el constructor David Marjaliza —que colabora con la Justicia desde el verano de 2015—, él y otros presuntos implicados a los que llamada “los de Collado” iban a recibir una comisión ilegal de 400.000 euros. El empresario aseguró que, cuando fueron detenidos, la trama ya había entregado una parte esa cantidad. Sus afirmaciones han sido refrendadas en buena parte por dos directivos de Cofely imputados que recientemente han empezado a colaborar con la Fiscalía Anticorrupción. El documento policial atribuye a Juárez los delitos de cohecho, fraude, tráfico de influencias, malversación de fondos públicos y blanqueo.

La UCO apunta a que parte de la comisión ilegal supuestamente ya entregada pudo acabar en las tres cuentas bancarias en las que el alcalde figuraba como titular. Los agentes destacan que entre julio de 2009 y noviembre de 2014, Juárez ingresó en ellas 422.237 euros, la mayor parte procedente de su sueldo como alcalde y de su actividad profesional. Otros 49.700 euros tenían su origen en préstamos bancarios. El dinero restante es el que levanta sus sospechas, ya que 25.910 euros entraron en los depósitos mediante ingresos en efectivos y otros 90.500 fueron transferidos desde empresas cuyo administrador, Manuel C. C., es señalado por los investigadores como supuesto intermediario en el cobro de las comisiones ilegales. Juárez admite su estrecha relación con él "desde muchos años antes de que yo entrara en política" y le considera su "amigo y administrador", pero rechaza que ninguno de los dos participaran en irregularidades en el Ayuntamiento.

De los ingresos en efectivo, la Guardia Civil se detiene en 18 realizados en el periodo de tiempo en el que se prepararon los pliegos para el concurso de eficiencia energética y se decide la adjudicación del mismo a Cofely. El informe resalta que con ellos entraron en las cuentas de exalcalde un total de 25.310 euros. Ocho fueron formalizados en ventanilla presuntamente por Manuel C. Tres, realizados entre el 6 y 8 de octubre de 2014 por 6.500 euros y poco después de un intercambio de llamadas entre el directivo de Cofely con el propio alcalde y su intermediario. Juárez reduce esos contactos a una única conversación y niega que en ella pidiera dinero.

Los investigadores también sospechan de las transferencias recibidas en las cuentas del exalcalde del PP desde un depósito a nombre de la empresa Premier Consulting SL, cuyo administrador único es desde 2012 el presunto intermediario. Entre 2010 y 2014, figuran 45 operaciones de abono por un total de 90.500 euros, aunque la UCO se centra en los 33 ingresos que se realizaron entre el 5 de abril de 2013 y el 5 de septiembre de 2014. En ese año y medio, coincidiendo con el supuesto amaño del concurso, se transfirieron un total de 74.500 euros.

Los agentes destacan que las cuentas de la empresa no recogen dichos pagos al entonces alcalde, además de que la sociedad declaró en esos años unos ingresos netos inferiores a la cantidad que transfirió a este. “A juicio policial se podría haber dado el caso de inyecciones de dinero sin justificar en las cuentas bancarias de la sociedad para acto seguido ordenar transferencias a favor de Agustín Juárez”, deducen los autores del documento.

En este sentido, los investigadores destacan el hallazgo de una escritura notarial formalizada en mayo de 2013 entre Juárez y el supuesto intermediario en el que el primero reconocía adeudar a Manuel C. 80.000 euros “como consecuencia de las relaciones personales entre ellos". Juárez justifica dicho documento en la estrecha relación de negocios que hubo entre ambos antes de su entrada en política y lo desvincula de ningún amaño de su etapa al frente del consistorio.

La Guardia Civil también ha analizado las salidas de dinero desde las cuentas del exalcalde en esos años y llama la atención sobre el escaso número de veces que Juárez acudió a la ventanilla del banco a retirar efectivo en el periodo en el que fue alcalde. Un detalle que la Guardia Civil vincula al supuesto manejo por su parte de dinero en metálico por el presunto cobro de las mordidas. También destaca que este tiempo sus gastos (415.153,58 euros) e ingresos (422.237,03) fueron tan parejos que “no se observa un incremento significativo del ahorro” en las cuentas de Juárez.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción