Tres candidatos del PP pactan medirse en un debate e invitan al resto

Margallo, García Hernández y Cabanes piden usar la sede de Génova el miércoles

José Manuel García Margallo, durante un acto de campaña.
José Manuel García Margallo, durante un acto de campaña. Atienza (EFE)

El exministro José Manuel García Margallo ha solicitado este sábado al PP que le permita usar la sala de prensa de la sede nacional de Génova, en Madrid, para organizar un debate entre los aspirantes a suceder a Mariano Rajoy. A la cita, programada para el miércoles 4 a las 20.00 horas, ya han confirmado asistencia José Ramón García Hernández y Elio Cabanes. Pablo Casado, según el equipo de Margallo, está estudiando la propuesta, aunque su jefe de campaña ha transmitido las dificultades de encontrar un hueco en esa jornada. Finalmente, tanto María Dolores de Cospedal como Soraya Sáenz de Santamaría habrían expresado que tienen problemas de agenda, siempre según la versión de la candidatura del exministro de Exteriores.

Más información
De Ermua a Madrid, el PP se moviliza con las víctimas de ETA
El PP interviene para calmar la guerra por su liderazgo
Alarma en el PP por el desinterés de las bases en la elección del nuevo líder

"La solicitud de un debate de todos los candidatos ha sido una demanda no solo de esta candidatura y de otras, sino de una mayoría de militantes que lo reclaman insistentemente estos días en reuniones y visitas a las sedes", ha argumentado Margallo en un comunicado. "No se puede hurtar a los afiliados de un debate entre los candidatos para contrastar ideas y proyectos. Los afiliados no son espectadores de nuestro futuro, son actores en él", ha añadido el candidato, que buscará otro emplazamiento si el PP no cede su sala de prensa.

El presidente de la comisión organizadora del congreso del PP, Luis de Grandes, planteó desde el principio la celebración de un debate, e incluso le ofreció a la periodista Victoria Prego que lo moderara. Sin embargo, diversos especialistas, así como las candidaturas de los favoritos, advirtieron a la formación conservadora de que un cara a cara con tantos protagonistas haría imposible la confrontación de ideas y se convertiría en una mera colección de eslóganes. En consecuencia, De Grandes desistió de su proyecto y dejó abierta la posibilidad de celebrar un debate a partir del 5 de julio, cuando el voto de las bases habrá reducido a un máximo de dos el número de candidatos.

Sin embargo, los aspirantes con menos opciones se niegan. Creen que todos deben tener la oportunidad de comparar sus proyectos. Y por eso este sábado han dado el primer paso: ya hay tres candidatos que se han apuntado al debate del miércoles 4 de julio, que se celebraría solo unas horas antes de que arrancara la histórica votación de las bases del PP para elegir a su nuevo líder. Un hito sin precedentes que culminará en el congreso extraordinario del 20 y el 21 de julio, donde los compromisarios decidirán el nombre del sustituto de Mariano Rajoy,

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS