El inicio del nuevo juicio al español Pablo Ibar se retrasa hasta el próximo 6 de febrero

El proceso estaba previsto para este mes de agosto, pero el juez ha aceptado una solicitud de la fiscalía para tener más tiempo para presentar testigos

Pablo Ibar durante una audiencia en la corte federal del Condado de Broward, Florida (EE UU).
Pablo Ibar durante una audiencia en la corte federal del Condado de Broward, Florida (EE UU).EFE

El inicio del nuevo juicio a Pablo Ibar, el español de origen vasco que sigue encarcelado desde 1994 acusado de un triple homicidio en Florida ese mismo año, no comenzará este 15 de agosto como estaba previsto, sino en febrero de 2019, según ha decidido este lunes el juez Dennis Baily. El magistrado ha denegado una petición de la defensa de Ibar para un juicio rápido y ha accedido a una solicitud de la fiscalía para tener más tiempo para presentar testigos. El proceso, el tercero al que será sometido Ibar por unos asesinatos por los que fue condenado a muerte — aunque esta fue anulada—, se iniciará el 6 de febrero de 2019.

Más información
“Tenemos pruebas positivas de que Pablo Ibar no estaba en el lugar del crimen”, dice su abogado
“Es la última oportunidad para Pablo”

Ibar, de 46 años y nacido en Estados Unidos de padre español, sobrino del boxeador fallecido José Manuel Urtain, fue condenado en el año 2000 a pena de muerte y estuvo en el corredor de la muerte hasta 2016, cuando la sentencia fue anulada por el Tribunal Supremo de Florida al estimarse que no tuvo una defensa adecuada y por la debilidad de las pruebas en su contra. Su defensa ha afirmado que tiene evidencias de que no estaba en el lugar del crimen y es inocente. El fiscal volverá a pedir la pena capital en el nuevo juicio, en febrero de 2019.

Ibar está acusado del asesinato el 26 de junio de 1994 de Casimir Sucharski, dueño de un local nocturno, y dos bailarinas del bar, Sharon Anderson y Marie Rogers. El triple homicidio, con arma de fuego, ocurrió en casa de Sucharski en la localidad de Miramar, al norte de Miami. En 2000, junto a Ibar, fue condenado a muerte su amigo Seth Peñalver, pero este fue absuelto en 2012 por irregularidades en el juicio y quedó en libertad. Las principales pruebas en contra de Ibar, que el Supremo de Florida consideró en 2016 "escasas" y "débiles", son una imagen de vídeo de muy poca definición en la que se aprecia una cabeza similar a la de Ibar y testimonios inculpatorios que la defensa de Ibar afirma que fueron inducidos, irregularmente, por los detectives encargados del caso.

Florida es uno de los 31 estados de Estados Unidos en los que hay pena de muerte. Según la legislación de Florida, los 12 miembros del jurado que estudiará el caso de Ibar tienen que votar a favor de la pena de muerte para que el veredicto sea este. Florida, un territorio de carácter conservador, es uno de los estados donde más presos han sido ejecutados en las últimas décadas. Desde 1976, han sido 96, y más de 300 se encuentran en el corredor de la muerte.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS