Rivera y Casado acusan a Sánchez de mentir a los españoles y a Europa con Presupuestos “falsos”

El jefe de Gobierno ratifica que utilizará la senda de gasto del PP hasta que la Mesa del Congreso de los Diputados deje de bloquear la ley de estabilidad

En vídeo, las acusaciones de Pablo Casado y Albert Rivera contra Pedro Sánchez durante la sesión de control al Gobierno de este miércoles.Vídeo: Julián Rojas

"Conviene que el Gobierno fracase para que [los socialistas] no vuelvan a arruinar a España”. “Pedro Sánchez es un fake, es un fraude; convoque elecciones”. Sal gruesa y ataques a la yugular: este ha sido el hilo conductor utilizado por el presidente del PP, Pablo Casado, y por Albert Rivera, líder de Ciudadanos, en una sesión de control al Gobierno en la que este miércoles han fustigado al presidente Pedro Sánchez por las líneas trazadas en el Presupuesto de 2019, por negociar esas cuentas con Podemos y los nacionalistas y por “mentir” a los españoles y a Europa.

Más información
Ciudadanos y PP se enfrentan por la comisión sobre la tesis de Sánchez
Pablo Casado exige a Ciudadanos que presente una moción de censura en Cataluña
Centralidad del Parlamento

“Ha engañado a Europa”, ha acusado Casado. El líder del PP ha criticado el plan presupuestario enviado a Bruselas con una senda de déficit del 2,7% del PIB, cuando lo aprobado por el Parlamento asciende al 2,3%. “Presentaremos los Presupuestos en diciembre con una senda de déficit del 2,7% del PIB para 2018 y 1,8% para 2019”, ha asegurado Sánchez. El presidente no renuncia a subir esas cuatro décimas que le permite Bruselas —que en dinero contante y sonante ascienden a casi 5.000 millones, nada menos—, pero no podrá hacerlo hasta que no se modifique la ley de estabilidad presupuestaria. “Dejen de bloquear la ley”, ha denunciado Sánchez ante las maniobras de PP y Ciudadanos.

Esta sesión de control, como las de las últimas semanas, constituye una ofensiva de los líderes del PP y Ciudadanos contra el presidente del Gobierno. Y así será hasta que el jefe del Ejecutivo convoque elecciones, ya que esta es, una y otra vez, la petición insistente de ambos políticos. Pero cada día tiene su afán en la oposición, y este miércoles tocaba la denuncia de los Presupuestos para el año que viene, cuyas líneas generales el Gobierno ha enviado a Bruselas después de haber pactado con Podemos. Y ahora empieza la negociación con los grupos nacionalistas. Casado viajará este miércoles a Bruselas para alertar a las autoridades europeas de que los Presupuestos del jefe de Gobierno español son “falsos”. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en una conversación informal en los pasillos del Congreso, se ha inclinado por llevar el proyecto de Presupuestos de 2019 a la Cámara baja después del puente de la Constitución.

Casado ha encadenado descalificaciones y acusaciones. “Usted manda a Zapatero a negociar con un terrorista como Otegi y a Pablo Iglesias a negociar con un golpista como Junqueras para sacar los Presupuestos”, le ha espetado. “Esta será la primera vez que se aprueben Presupuestos sin aprobar techo de gasto; usted se ha convertido en un plagio de Zapatero: más deuda, más recesión”. Los Presupuestos dicen exactamente lo contrario: la deuda se rebaja ligeramente, y la recesión queda muy lejos. Tras varios años encadenando crecimientos superiores al 3%, la economía española ha entrado en una senda de desaceleración, con un alza del PIB del 2,6% para este año y del 2,3% para el próximo, muy lejos de la recesión e incluso lejos del crecimiento potencial español.

Las cifras cuentan una historia, y el plan presupuestario del Gobierno deja varias dudas por el lado de los ingresos, pero la oposición ha elegido las cuentas como casus belli. El colofón de Casado, después de acusar a Sánchez de ensañarse con los autónomos y las clases medias, ha sido el siguiente: “Lo que interesa a los españoles es que fracase su Gobierno antes de que vuelvan a arruinar a España”. Sánchez no ha entrado a ese trapo, a pesar de que también Albert Rivera ha exigido lo mismo. El presidente ha optado por defender sus Presupuestos, y se ha preguntado si subir los impuestos ligeramente a quienes ganan 130.000 euros al año es castigar a la clase media y trabajadora. Y a partir de ahí ha pasado al contraataque: ha relatado la larga lista de subidas de toda la cesta fiscal a lo largo de los años de Gobierno de Mariano Rajoy. “Queremos reconstruir el Estado de bienestar y cumplir la ley de dependencia que ustedes no cumplieron”, ha defendido en alusión a los recortes de Rajoy, concentrados en sus primeros años.

El toma y daca sobre el contenido de los Presupuestos ha continuado con Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, con argumentos similares a los de Casado, poniendo énfasis en los socios que necesita Sánchez para aprobarlos. “Abandone la crispación y vuelva a la moderación”, ha pedido el jefe de Gobierno al líder de Ciudadanos, a quien ha reprochado no decir la verdad sobre las cuentas públicas. “El que miente es usted; usted es un fraude; convoque elecciones, no le tenga miedo al pueblo español”, ha respondido Rivera.

A pesar de que tocaba por cupo al diputado de ERC Gabriel Rufián preguntar al presidente del Ejecutivo no lo hizo sobre Cataluña. El diputado republicano se hizo eco de las reivindicaciones de los transexuales. Unas reclamaciones que Sánchez comparte y está determinado a satisfacer, especialmente en lo que respecta a los delitos de odio.

La crítica a futuro de Ciudadanos

Elsa G. Blas

En la propia dirección de Ciudadanos reconocen que las acusaciones al Gobierno sobre los Presupuestos parten de un “futurible”. El de que el Ejecutivo presentara al Congreso un proyecto de cuentas públicas con un 1,8% de déficit ( el que permite Bruselas) y no de un 1,3% (el vigente porque el Congreso tumbó la nueva senda de gasto). Si eso sucediera así, entonces Ciudadanos intentaría impedir que los Presupuestos fueran aprobados por considerarlos “ilegales”, pero no tiene claro con qué fórmula, porque no parece posible que la Mesa del Congreso pudiera impedir la tramitación de un proyecto de ley, el de Presupuestos, que está especialmente protegido por la Constitución.

En caso de que el Gobierno llevara a la Cámara baja unos Presupuestos ajustándose al 1,3% vigente –como el Ejecutivo asegura que hará- Ciudadanos reconoce que no ve ninguna ilegalidad. Aún así, pediría un informe a los letrados sobre si hay que aprobar de nuevo la senda de gasto o es posible seguir con la vigente. Según el Ministerio de Hacienda, dispone de un informe de la Abogacía del Estado que deja claro que la senda de gasto es válida para tres ejercicios consecutivos, por lo tanto es válida hasta 2020.

En Hacienda utilizan un símil académico para explicar que el objetivo de déficit no va a suponer ningún problema. Bruselas ha autorizado a España un déficit de hasta el 1,8%, pero España hará unos Presupuestos que se ajustarán al 1,3%, que es el vigente, con la “tranquilidad” de que Bruselas no multará en ningún caso si se excede en algo porque autorizó llegar al 1,8%. “Es como si me presento a un examen para aprobar con un 8, y quien me califica solo me pide un 5”, ilustran en Hacienda.

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS