Casado acusa a Sánchez en Bruselas de presentar unas cuentas para “financiar su campaña electoral de dos años”

El presidente del PP pide a las instituciones europeas el "mismo baremo" para el gobierno socialista que el que exigieron al de su partido

Reunión de Pablo Casado con Ángela Merkel.
Reunión de Pablo Casado con Ángela Merkel.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha criticado este miércoles con dureza ante sus correligionarios europeos al Gobierno socialista, al que ha acusado de querer “financiar una campaña electoral larga”, de dos años, con sus Presupuestos. De refilón, también ha lanzado un dardo a las instituciones comunitarias –en concreto, a la Comisión Europea—, a las que instó hasta en tres ocasiones a “tener el mismo baremo que tuvieron con el Gobierno de España” cuando estuvo presidido por el PP. En la reunión previa al Consejo Europeo del PPE, Casado dijo haber acudido a Bruselas a “hablar bien de España”, aunque luego ha matizado que en realidad iba a hablar bien del ejecutivo de Mariano Rajoy.

Pocos minutos antes de la llegada de Casado al hotel donde los populares europeos han celebrado su reunión, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha negado la mayor. “No nos corresponde a nosotros hablar de los presupuestos españoles”, ha espetado. Sin embargo, Casado ha reivindicado el derecho de los líderes nacionales a “opinar”. “Cada país plantea su agenda”, se ha defendido. En la suya, hay los Presupuestos, la posición española sobre Gibraltar ante el Brexit o inmigración. De eso mismo, ha afirmado, hablará con la canciller alemana Angela Merkel, con quien debía reunirse también antes del Consejo.

Más información
La competencia viciosa de Casado y Rivera
Rivera y Casado acusan a Sánchez de mentir a los españoles y a Europa con Presupuestos “falsos”

Casado ha reclamado a las instituciones europeas que sean exigentes con el gobierno de Pedro Sánchez porque ha considerado que lo fueron con el de Rajoy, aunque la Comisión Europea decidió cancelar en julio de 2016 una multa humillante a España por los continuos incumplimientos de las reglas fiscales. Aun así, Casado ha sostenido que su viaje a Bruselas tenía como objeto hablar de “la España a la que admiró toda la Unión Europea”, que consiguió reducir el déficit público, crecer por encima de la media comunitaria y crear más de tres millones de empleos. “Y sobre todo ser un socio fiable a la hora de acordar y ser fieles a los compromisos”, ha añadido.

Reunión con Merkel

En cambio, ha acusado a los gobiernos de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero de haberse ido con unos presupuestos pensados para “financiar su campaña electoral”. Y ha afirmado que Sánchez sigue ese mismo camino al querer gastar “6.000 millones más con promesas innecesarias a costa del déficit, la deuda y el paro de todos los españoles”. “No pedimos dureza, pedimos justicia”, ha agregado el líder popular, quien ha negado que vaya a pedirle mano dura con España a Merkel. “¿Cómo voy a pedir yo a una socia y compañera de partido que sea dura con mi país? ¿Y cómo voy a hacerlo desde el partido que más ha hecho por España?”, se ha preguntado.

Casado ha sostenido que va a ofrecer a Merkel una “alianza hispanogermánica”. El presidente del PP ha razonado que, con la marcha del Reino Unido y el gobierno populista de Italia, el núcleo duro de la UE está formado por Alemania, Francia y España. “Como en Francia no gobierna un presidente del PP, es en España y Alemania donde puede surgir una alianza”, ha afirmado Casado, obviando que el gobierno español ahora es de signo socialista.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS