Salvamento Marítimo localiza las seis pateras perdidas en el mar de Alborán

Hay cuatro muertos y 1.159 personas rescatadas con vida desde la madrugada del miércoles

Llegada al puerto de Motril de 18 inmigrantes de origen magrebí la noche del pasado día 27.
Llegada al puerto de Motril de 18 inmigrantes de origen magrebí la noche del pasado día 27.Miguel Paquet (EFE)

Miércoles y jueves de buen tiempo en el mar de Alborán y, con ello, la salida masiva de pateras desde África hacia Europa. Un total de 1.159 personas han sido rescatadas con vida por Salvamento Marítimo y la Guardia Civil desde la madrugada del miércoles hasta última hora de la tarde del jueves. Los agentes de rescate también han encontrado cuatro cadáveres en alta mar y los han trasladado a puerto.

El miércoles se saldó con 592 migrantes rescatados de 12 pateras. Una gran mayoría de ellos, 426, fueron llevados al puerto de Málaga, además de uno de los cadáveres. El resto de los supervivientes, a Almería y Motril, donde también fueron trasladados los otros tres cadáveres. Estos tres cuerpos fueron encontrados en alta mar en avanzado estado de descomposición, lo que indica que naufragaron hace ya días o, probablemente, semanas. 

La jornada del jueves se ha iniciado con acumulación de trabajo para Salvamento Marítimo. A mediodía estaba a la búsqueda de seis pateras en Alborán. Finalmente, los servicios de salvamento han rescatado a 592 migrantes, de los que 15 son menores de edad, en 14 embarcaciones. Excepto 66 personas trasladadas a Motril y algo más de 50 inmigrantes trasladadas, según fuentes de Salvamento Marítimo, a Almería, la mayor parte de las personas rescatadas de los rescates del jueves han sido transportados hasta el puerto de Málaga, donde han llegado 471 personas.

Esta llegada de prácticamente 900 personas a Málaga en apenas 24 horas ha llevado al límite la infraestructura de acogida de migrantes de la ciudad. Las mujeres y los menores de edad llegados en la noche del miércoles quedaron a cargo de Cruz Roja, mientras que, de los hombres, 71 fueron conducidos en la mañana del jueves al Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de San Roque (Cádiz). Otros 54 pasaron la noche en la Casa de Botes portuaria —un antiguo restaurante vacío donde se ubican colchonetas en el suelo para que los migrantes puedan descansar— y 40 más fueron enviados a la caseta de feria que el Gobierno está utilizando en las últimas semanas como CATE a las afueras de la capital malagueña. Por otro lado, la situación casi de colapso obligó a otras 91 personas a una espera de diez horas hasta que finalmente pudieron ser trasladados a San Roque, donde se ubicaron en unos nuevos módulos instalados en el Muelle 6 del puerto. A última hora del jueves, aún está por determinar el destino de las 471 personas desembarcadas en el puerto malagueño.

A los migrantes y pateras rescatados en el mar de Alborán, responsabilidad del centro de Salvamento Marítimo de Almería, hay que sumar ocho migrantes más rescatados en la costa de Águilas (Murcia) y 12 en Lanzarote. En este último caso, la patera con estos inmigrantes llegó sobre la una de la madrugada a la costa del municipio de Haría, informa Pedro Murillo. La Guardia Civil ha informado que la embarcación también transportaba 50 kilos de hachís que los agentes han encontrado a 300 metros del lugar de llegada de los migrantes. De ellos, los servicios de Cruz Roja ha determinado que seis podrían ser menores de edad. Todos se encuentran en buen estado.

Más información
Mueren 15 personas en una patera frente a Nador
Un otoño de pateras

Nuevas instalaciones en Motril

Motril cuenta desde hace apenas una semana con unas nuevas instalaciones para atender a los migrantes que llegan a su puerto y que sustituyen a un equipamiento de tiendas de campaña instaladas este verano. Los nuevos equipamientos son módulos prefabricados con capacidad para 52 personas y, según especifica subdelegación de gobierno en un comunicado, cuentan con calefacción. Estos módulos, instalados por la Unidad Militar de Emergencias, servirán para no tener que utilizar el campamento de tiendas que, aunque con capacidad para 250 personas, se ha anegado cada vez que llovía, lo que hacía imposible tanto la estancia de los migrantes como el trabajo de los policías a su cargo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS