La extrema derecha nutre sus apoyos del PP y de Ciudadanos

Los populares solo retienen al 42% de sus anteriores votantes

Pablo Casado y Albert Rivera, en acto  en Madrid.
Pablo Casado y Albert Rivera, en acto en Madrid. inma flores

¿De dónde vienen los apoyos a Vox? Esa era la pregunta más repetida en la noche del pasado domingo, al conocerse los resultados de las elecciones andaluzas que daban entrada en la cámara autonómica al partido de extrema derecha con 12 diputados. Todos miraron entonces al PP, pero también al resto de fuerzas. Una generalización que no es exacta, según se desprende de los resultados de la encuesta de 40dB.

Más información
Las razones de los votantes de Vox: la inmigración y la unidad de España
“Se trata de gritar fuerte: ¡Los españoles primero!”

El voto de Vox, formación liderada por Santiago Abascal, antiguo militante del PP, procede mayoritariamente de las filas populares y, en menor medida, de Ciudadanos. Más de la mitad de los votantes del partido ultraderechista apoyó al PP en 2015 (54,4%); y otro 23,9% se decantó por las siglas que encabeza Albert Rivera. Las fugas por la izquierda han sido, en cambio, muy ligeras. Eso supondría que el fenómeno Vox no tiene paralelismos, al menos en la procedencia del voto, con lo que ocurrió en Francia, donde parte del electorado que apoyó al Partido Comunista se fue a la ultraderecha de Marine Le Pen.

Con el auge de Vox como telón de fondo, el sondeo de 40dB. también revela que el desapego hacia el PP de anteriores votantes ha sido muy rotundo, aunque el varapalo que ha recibido el PSOE, en el Gobierno, ha mitigado considerablemente el golpe a los populares. El PP ha perdido cientos de miles de votos y pasa de tener más de un millón a unos 750.000.

Esta merma de apoyos se explica por la fragmentación de la derecha. En ese espacio electoral la disputa ha sido fuerte. Ciudadanos ha obtenido más de 650.000 votos y Vox ha superado los 390.000. Los populares se quedan con un 20,6% del electorado y 26 escaños, mientras que el partido de ultraderecha se hace casi con el 11% de los apoyos. El estudio de 40dB. muestra que el PP es el que menos votantes ha retenido respecto a los anteriores comicios de 2015, al quedarse con un 42,6%. El partido que encabeza Juanma Moreno Bonilla ha sufrido fugas sobre todo hacia Vox, con un 21,6%, y hacia Ciudadanos en un 13,5%.

En total, estas elecciones han deparado al PP y al PSOE la pérdida de más de la mitad de sus votantes. Esa infidelidad no se registra en Ciudadanos, ya que un 62,1% de sus votantes anteriores repitieron el domingo. Sus fugas mayores han sido hacia Vox, con un 10,9% de su electorado. Ese camino no lo tomaron los anteriores votantes socialistas. El 49,3% volvió a votar al PSOE, mientras que un 13,3% votó en esta ocasión a Adelante Andalucía y el 8,8% a Ciudadanos.

En la izquierda, los otros partidos logran retener en mayor medida sus apoyos anteriores. El 68,9% de los votantes de Podemos y el 73,9% de IU votaron por la candidatura de Andalucía Adelante, fusión electoral de ambas formaciones. Pero esa fidelidad convive con el dato de la pérdida derivada de la fuerte abstención que se produjo en este electorado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS