Así te hemos contado el Consejo de Ministros y las protestas en Barcelona

La manifestación de la tarde congrega a unas 40.000 personas, según la Guardia Urbana, después de las protestas de la mañana que terminaron con 13 detenidos

Cabecera de la manifestación de esta tarde en Barcelona. En vídeo, los CDR en Girona.A. Gracia / EPV (atlas)
Más información
Primeros cortes de tráfico en carreteras catalanas por protestas por el 21D
Los cortes de carretera, en imágenes

Una marcha convocada por las entidades independentistas catalanas ha recorrido esta tarde el centro de Barcelona bajo el lema "Tumbemos el régimen". La Guardia Urbana ha cifrado en 40.000 los asistentes a la manifestación. La convocatoria respondía al Consejo de Ministros celebrado este viernes en la Ciudad Condal, tras el que el Gobierno ha anunciado diversas medidas simbólicas. Entre ellas, el rechazo y condena al consejo de guerra que decidió el fusilamiento del presidente Lluis Companys, o la decisión de renombrar el aeropuerto de El Prat con el nombre de otro president, Josep Tarradellas. “Para tomar acuerdos menores quizás no hacía falta venir”, ha comentado la portavoz de la Generalitat, Elsa Artadi, al respecto. Debido al Consejo, Barcelona ha sufrido problemas de movilidad durante toda la jornada. El despliegue de los Mossos d'Esquadra ha terminado con cargas y al menos 13 detenidos, a raíz de las numerosas protestas convocadas por independentistas radicales, especialmente por los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), que pretendían alterar el desarrollo normal del Consejo, sin conseguirlo.

Desde primera hora de la mañana los CDR han cortado una decena de carreteras y los principales accesos a Barcelona. Las protestas se producen al día siguiente de que Sánchez y Quim Torra acordaran en Barcelona buscar una "propuesta política de amplio apoyo" para la crisis catalana. Sigue en directo las últimas novedades de las protestas.

EL PAÍS

Hasta aquí el directo de la jornada en la que se ha celebrado un Consejo de Ministros en Barcelona, rodeado de protestas en las calles. Con incidentes las de la mañana, que se han saldado con 13 detenidos; de manera pacífica por la tarde, con 40.000 personas en el centro de Barcelona.

EL PAÍS

Dos de los tres detenidos en una protesta contra el Consejo de Ministros en L'Ampolla han quedado en libertad este viernes, después de que hubieran sido arrestados por desórdenes públicos y daños, han detallado fuentes de la Conselleria de Interior de la Generalitat. Los Mossos d'Esquadra han detenido durante las protestas contra la reunión del Consejo de Ministros celebrada en Barcelona a 13 personas. (EP)

EL PAÍS

Más de 40.000 personas se manifiestan con la ANC contra el Consejo de Ministros

Los manifestantes han desfilado tras una pancarta que rezaba: "Tumbemos el régimen. República catalana"

Por Alfonso L. Congostrina y Clara Blanchar

Fotografía de Massimiliano Minocri

EL PAÍS

 

EL PAÍS

Los Mossos comienzan a retirarse en Girona, mientras quedan en el suelo las decenas de aviones de papel que los manifestantes les han lanzado.

EL PAÍS

Se ha cortado la circulación entre la Travessera de Les Corts y el carrer de l'Entença por una concentración de personas, avisa la Guardia Urbana, que pide que la gente evite la zona.

EL PAÍS

El último detenido por los Mossos d'Esquadra lo ha sido por la tarde. Los Mossos han entrado en un bar de L'Ampolla donde se había refugiado un joven al que también han detenido por desórdenes públicos, daños, incendio y por resistencia y desobediencia a la autoridad, según informa Europa Press. La CUP Tierras del Ebro ha acusado a los Mossos de haber llevado a cabo una operación "ilegal" y "represiva" durante la detención de esta tercera persona y ha pedido explicaciones al Govern para saber si la actuación policial ha sido ordenada por el ejecutivo o ha sido "a iniciativa de los propios agentes". La detención del tercer activista ha tenido lugar "cuando ya hacía horas" que habían terminado los cortes de carreteras, según critica la CUP.

EL PAÍS

Unas 800 personas convocadas por la Taula per la Democràcia de Lleida se han concentrado este viernes ante la Subdelegación del Gobierno de Lleida, con el lema "Tumbemos el régimen: contra la represión por la autodeterminacion y por los derechos sociales". Los concentrados han coreado mensajes como "Independencia", "Libertad presos políticos" y, dirigiéndose a los Mossos d'Esquadra, han gritado "No os merecéis la senyera que lleváis". (EP)

Imagen de la manifestación en Lleida.

 

EL PAÍS

Aunque se ha terminado la concentración, el paseo de Gràcia continúa cerrado.

EL PAÍS

La Guardia Urbana cifra en 40.000 los asistentes a la manifestación de Barcelona, informa Ana Pantaleoni. La marcha se ha disuelto sin incidentes.

EL PAÍS

EL PAÍS

FOTOGALERÍA | Las imágenes de la manifestación

Fotografía de Juan Medina (Reuters)

EL PAÍS

En la manifestación de Girona también se ha podido leer el lema "Tumbemos el régimen del 78". Fotografía de Toni Ferragut.

EL PAÍS

La hora cero de la pelea de Drassanes

Los disturbios empezaron tras un enfrentamiento entre independentistas por un contenedor que se pusieron a empujar en sentido contrario.

Por Manuel Jabois.

 

EL PAÍS

La manifestación de esta tarde se ha desarrollado sin incidentes. Fotografía de Albert Gea.

EL PAÍS

Los manifestantes se concentran en el escenario montado en Gran Vía.

EL PAÍS

EL PAÍS

Un manifestante porta un cartel en el que se lee "Libertad" en catalán y francés. Fotografía de Toni Albir.

EL PAÍS

En las protestas de esta mañana, de las 62 personas atendidas por los servicios sanitarios en el mismo lugar, 57 de ellas lo han sido por contusiones, de las cuales 35 son Mossos d'Esquadra. Ocho han sido trasladadas a centros sanitarios, aunque no revisten gravedad.

EL PAÍS

"Tumbemos el régimen" ha sido el lema elegido para la cabecera por las entidades convocantes: ANC, Òmnium, Arran, CUP, Endavant, Lluita internacionalista, JERC, CDR, Universitats per la República.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS