El vendedor ambulante que apuñaló al jefe de Policía elude la cárcel

El agresor es condenado a dos años de prisión, pero el juez decide dejar en suspenso la pena

En vídeo, la agresión al policía local. La captura muestra el momento en que los agentes requisan el carromato.

Fernando C. M., el vendedor ambulante que el pasado 7 de agosto apuñaló al jefe de la Policía Local de Punta Umbría (Huelva) en el curso de una operación contra la venta ilegal en las playas de esa localidad, ha sido condenado esta mañana a dos años de prisión por dos delitos: uno de atentado con instrumento peligroso en concurso con otro de lesiones con instrumento peligroso. El juez, sin embargo, ha decidido suspender la ejecución de la pena siempre y cuando el condenado no vuelva a pisar la localidad onubense, no vuelva a delinquir, ni se ponga en contacto con el agente agredido en los próximos cuatro años. Está previsto que el agresor salga en libertad a lo largo de este lunes.

El condenado ha abonado ya las indemnizaciones que se le exigían además de la multa de 360 euros por lesiones

El condenado ha abonado ya las indemnizaciones que se le exigían, además de la multa de 360 euros por lesiones a otros cuatro agentes. El hermano del autor del apuñalamiento, Maikel C. M., quien también fue detenido el mismo día que tuvo lugar la agresión, también ha sido condenado a seis meses de prisión como autor de un delito de atentado a agente de la autoridad. Esta pena también se le ha suspendido con las mismas condiciones que a su hermano. En el caso del bañista que ayudó a los dos vendedores ilegales, el titular del juzgado de lo Penal Número 1 de Huelva le ha impuesto una multa de 540 euros por un delito de resistencia.

El 7 de agosto poco antes de las dos de la tarde, el subinspector de la Policía Local de Punta Umbría daba el alto a los dos vendedores ambulantes, en el marco de una operación contra la venta ilegal de comida y bebida en esa playa onubense. En ese momento, el condenado se abalanzó sobre el agente asestándole varias puñaladas. Tanto el agresor como su hermano fueron detenidos junto a un bañista que se interpuso tratando de impedir los arrestos. Fernando C. M. ha estado en prisión desde entonces, mientras que su hermano y el veraneante fueron puestos en libertad ese mismo día.

Los problemas entre la policía y los vendedores ambulantes ilegales en Punta Umbría se remontan a 2013

Los problemas entre la policía y los vendedores ambulantes ilegales en Punta Umbría se remontan a 2013, cuando el Ayuntamiento decidió regular esta actividad y le otorgó la concesión a la empresa Bebidas y Snaks de Punta Umbría —quienes hasta entonces operaban por su cuenta quedaron excluidos de la venta autorizada—. Los trabajadores de la concesionaria denuncian que en este tiempo han estado recibiendo amenazas por parte de los ilegales. En la última operación contra la venta ilegal, otros tres agentes resultaron heridos el fin de semana anterior al apuñalamiento del jefe de Policía.

Desde que se produjo la agresión, la calma ha vuelto a las playas de esa localidad y los vendedores ilegales no han vuelto a pisar la arena, según aseguran a este diario los empleados de la empresa concesionaria. El Ayuntamiento de Punta Umbría tampoco se plantea modificar la forma de regular la venta ambulante en su litoral.

Sobre la firma

Eva Saiz

Redactora jefa en Andalucía. Ha desarrollado su carrera profesional en el diario como responsable de la edición impresa y de contenidos y producción digital. Formó parte de la corresponsalía en Washington y ha estado en las secciones de España y Deportes. Licenciada en Derecho por Universidad Pontificia Comillas ICAI- ICADE y Máster de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS