Vox propone al Congreso construir un “muro infranqueable” en Ceuta y Melilla

El partido ultra quiere implicar al Ejército en la vigilancia de la frontera con Marruecos

Iván Espinosa de los Monteros, portavoz parlamentario de Vox, a la izquierda, junto al secretario general del partido, Javier Ortega Smith. En vídeo, las declaraciones de Ortega Smith sobre el muro.

Vox ha llevado al Congreso su propuesta de construir en la frontera de Ceuta y Melilla con Marruecos un muro de “un grosor, resistencia y altura que lo haga impenetrable e infranqueable”. Sin embargo, el partido ultra ya no pide que la obra la pague Rabat como, imitando a Trump, sugirió su líder, Santiago Abascal en un libro con Fernando Sánchez Dragó. Ahora asume que debería financiarlo España, aunque reclamara fondos a la UE.

La propuesta figura en la Proposición No de Ley que este jueves ha presentado Vox en el registro del Congreso y que, si las Cortes no se disuelven, será votada en pleno.

Más información
El fiscal investiga la querella de Vox contra la ONG 'Open Arms'
Los 15 inmigrantes del 'Open Arms" irán al CETI de Chiclana de la Frontera

El secretario general de la formación, Javier Ortega Smith, y su portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, han argumentado que las actuales vallas han demostrado su ineficacia, mientras que las concertinas, que el Gobierno se ha comprometido a retirar, sirven en su opinión de “excusa” a las ONG para denunciar falta de humanidad. Según Ortega, la mayoría de los inmigrantes irregulares no saltan la valla sino que hacen agujeros en la alambrada, por lo que un muro de hormigón armado sería el único obstáculo insalvable.

La propuesta de Vox incluye una batería de medidas contra la inmigración irregular como una intensa aplicación de las devoluciones en caliente, previstas en la Ley de Extranjería, sin esperar a que el Tribunal de Estrasburgo resuelva el recurso sobre su legalidad; o el refuerzo en efectivos humanos y materiales, así como en respaldo legal, de las Fuerzas de Seguridad del Estado en las ciudades autónomas.

El grupo de Abascal también reclama la participación del Ejército en el control de la frontera con Marruecos mediante la colaboración de sus servicios de información, vigilancia electrónica, apoyo logístico y sanitario o transporte de personal. En realidad, el despliegue de efectivos militares no es una novedad. Unidades de la Legión y de Regulares ya patrullaron la frontera de Ceuta y Melilla en 2005, pero su participación se consideró entonces ineficaz pues, al carecer de la condición de autoridad, no podían intervenir y debían limitarse a avisar a la Guardia Civil.

Los responsables de Vox no niegan que se haya reducido la entrada de inmigrantes irregulares (en los ocho primeros meses de este año llegaron en patera 15.683, un 45,2% menos que en el mismo periodo del año pasado, según el Ministerio del Interior), pero alegan que “no se tiene que admitir ni a uno solo”.

Preguntados por los datos que avalan la acusación de que el magnate George Soros está detrás de la ONG Open Arms, lanzada por Abascal en el pleno del Congreso, los diputados de Vox se han limitado a señalar que las conexiones “son más que evidentes” y se mostraron confiados en que su denuncia ante la Fiscalía sirva para demostrarlas.

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS