La sintonía entre Podemos, PSOE y el PNV en Madrid se traslada a Euskadi

Los tres partidos trabajan en el primer acuerdo presupuestario de la legislatura y a contrarreloj en la Ponencia de Autogobierno

Una de las reuniones de la Ponencia de Autogobierno antes de que comenzaran a trabajar los expertos.
Una de las reuniones de la Ponencia de Autogobierno antes de que comenzaran a trabajar los expertos. L. RICO

La futura gobernabilidad en Euskadi y en el conjunto de España empiezan a tener puntos en común. La coalición que fraguan el PSOE y Unidas Podemos con el más que probable apoyo, entre otros, del PNV, está cobrando fuerza también en el País Vasco. Elkarrekin Podemos está negociando, con serias posibilidades de cerrar un pacto, los presupuestos con el PNV y el PSE-EE que gobiernan en coalición. Un movimiento de la formación morada que no está exento de riesgos internos, ya que IU (Ezker Anitza) en Euskadi, que aporta dos de sus once parlamentarios, se ha desmarcado. Pero además, a falta de unos días para que la Ponencia de Autogobierno termine los trabajos del nuevo Estatuto, la mayoría que se abre paso en temas sociales, aunque todavía con obstáculos en temas como la inclusión del derecho a decidir, está formada por el PNV, -que se ha alejado de EH Bildu-, Elkarrekin Podemos y el PSE-EE.

Más información
El PNV advierte: "Con el 155 no hay negociación"
El PNV abre la puerta a pactar los presupuestos
El difícil equilibrio del PNV
Más información
Los independentistas rechazan los Presupuestos
PP y Ciudadanos exigen elecciones "cuanto antes"

Tras varias elecciones perdiendo peso en el País Vasco, -Elkarrekin Podemos ganó en las elecciones generales de 2016 con 330.000 votos y fue cuarto en las últimas con 180.000- la formación morada ha virado el rumbo cuando la legislatura vasca entra en su último año. Si hasta ahora era el PP el partido dispuesto a pactar presupuestos y reformas fiscales para proporcionar al Ejecutivo vasco la mayoría absoluta que le falta en la Cámara de Vitoria, el relevo lo toma Elkarrekin Podemos.

Sus dirigentes han anunciado que las negociaciones para los presupuestos de 2020 con el PNV, partido que controla la cartera de Hacienda, avanzan a buen ritmo y poco a poco se van cerrando capítulos en el campo de la igualdad y del cambio climático. Elkarrekin Podemos ha renunciado además a la reforma fiscal que planteaba, al aceptar trasladar sus reivindicaciones en esta materia a las diputaciones forales, cuyos parlamentos, las Juntas Generales, son las competentes para regular los impuestos. El PNV ya gobernó con el referente de Izquierda Unida en Euskadi -Ezker Batua Berdeak, Izquierda Unida los Verdes- hasta la escisión de 2011. Javier Madrazo, su coordinador fue consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno vasco de 2001 a 2009, con Juan José Ibarretxe como lehendakari.

Precisamente la renuncia de Podemos a la reforma fiscal es la que ha roto la unidad interna de Elkarrekin Podemos al provocar el desmarque de dos de sus once parlamentarios vascos, los de Ezker Anitza, la marca de IU en Euskadi. Esta próxima semana Podemos y el PNV podrían anunciar el acuerdo en materia social. El partido que dirige Lander Martínez en Euskadi quiere pactar una serie de medidas que denomina escudo social y que tiene como objetivo proteger a las familias y a las empresas ante una eventual nueva crisis.

Mientras el PNV negocia en Madrid con el PSOE el apoyo a la investidura y la extensión incluso de ese acuerdo a los Presupuestos Generales del Estado, en Euskadi está a punto de conocerse el alcance del nuevo Estatuto vasco que los partidos trabajan en la Ponencia de Autogobierno. Un foro que comenzó a trabajar en clave soberanista con el pacto que cerraron el PNV y EH Bildu y que poco a poco ha ido ensanchando los apoyos hacia un acuerdo de carácter más social entre el PNV (28 parlamentarios), Elkarrekin Podemos (11) y PSE-EE (9), es decir, casi dos de cada tres diputados vascos. Al margen, salvo que cambien mucho las cosas, se están quedando el PP y EH Bildu. El PNV ha primado la búsqueda de un acuerdo que amplíe el Estatuto de Gernika pero que encaje en el actual marco de la Constitución para evitar que sea rechazado en las Cortes, aunque todavía hay aspectos en los que unos y otros están lejos como en el encaje del derecho decidir y la diferenciación entre ciudadano y nacionalizado.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS