Lavrov se desentiende ante Borrell del espionaje en Cataluña

El ministro de Exteriores ruso aseguró “no saber nada” del caso

El ministro de Exteriores Josep Borrell se reúne con homólogo Serguéi Lavrov en Nagoya, Japón.
El ministro de Exteriores Josep Borrell se reúne con homólogo Serguéi Lavrov en Nagoya, Japón.FRANCK ROBICHON (EFE)

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, aseguró este sábado “no saber nada” del supuesto caso de espionaje ruso en Cataluña durante una reunión bilateral con su homólogo español, Josep Borrell.

Más información
La Audiencia Nacional investiga los movimientos de espías rusos en Cataluña
La inteligencia militar de Rusia y sus células de élite con tentáculos en el exterior

El ministro en funciones y Lavrov abordaron este asunto en un encuentro celebrado en Nagoya (Japón), aunque Borrell ha precisado que “tampoco le pudo trasladar mucho” al canciller ruso sobre las supuestas actividades en Cataluña de una unidad rusa de espionaje. “Le hemos explicado la novedad que esto representa en España, y el ministro me ha dicho que tampoco sabía nada”, ha asegurado Borrell a la agencia Efe tras el encuentro entre ambos. “Yo tampoco le he podido trasladar mucho, porque solo tengo las noticias que aparecen en los medios de comunicación de procedimientos judiciales que son supuestamente secretos, pero que nos encontramos radiados y televisados”, añadió.

La Audiencia Nacional está investigando a una unidad de élite del espionaje ruso en Cataluña y las sospechas se centran en un equipo al que servicios de inteligencia de varios países atribuyen “maniobras de desestabilización en Europa”.

Borrell también se ha referido a “los contactos un poco ridículos” entre “algún representante del independentismo catalán que pretendía que Rusia reconociera la independencia de Cataluña, a cambio de que Cataluña reconociera que Crimea forma parte de Rusia”. El ministro español de Exteriores en funciones ha calificado estas cuestiones de “más bien anecdóticas”, y ha señalado que los temas que trató en más profundidad con su homólogo ruso fueron “la estabilidad en las fronteras exteriores” y la situación de Siria, Irán y Ucrania. Borrell y Lavrov abordaron estos asuntos como “problemas que se pueden plantear en el futuro” entre las relaciones entre Moscú y la Unión Europea, de cara a la asunción del político español en el cargo de Alto Representante de Exteriores, prevista para inicios de diciembre.

Borrell ha incidido en que prácticamente no hablaron del tema del supuesto espionaje ruso porque se dedicaron a debatir sobre “los problemas de verdad que se van a plantear de las relaciones en el futuro, no con España, sino con la UE”. Incluso, destacó el ministro, no se habló de la situación política de nuestro país, de cara a la formación de un nuevo Gobierno, porque “no es un tema que parezca preocupante” para Lavrov.

El ministro español acudirá la próxima semana a Estrasburgo, sede del Europarlamento, que previsiblemente ratificará a la nueva Comisión Europea. Además de jefe de la diplomacia, será vicepresidente en el Ejecutivo comunitario. Borrell regresará a España el miércoles y se reunirá en Madrid con su homólogo marroquí, Nasser Bourita. Lo más probable es que el Consejo de Ministros del próximo viernes apruebe su cese, que entrará en vigor el sábado. El domingo, la nueva Comisión Europea iniciará su mandato.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS