España batalla para mejorar su representación en la UE

Tres españoles escalan en gabinetes destacados de la Comisión Europea

Josep Borrell saluda al ministro de Exteriores de Singapur, Vivian Balakrishnan, este lunes en Madrid. En vídeo, Borrell se muestra favorable a mejorar la euroorden.ZIPI (EFE)undefined

España juega sus cartas en Bruselas para mejorar la modesta representación que ha obtenido en los cargos intermedios de las instituciones europeas. Aunque Josep Borrell desempeña uno de los cinco grandes puestos de la UE, el de alto representante para la Política Exterior, la presencia española en tareas de menor rango se ha resentido. Como primera señal de esa mayor presencia que se negocia estos días, tres españoles han ascendido en los gabinetes de tres de las principales áreas de la UE: la cartera de mercado interior, la vicepresidencia económica y la de valores, según confirman a EL PAÍS fuentes diplomáticas y gubernamentales.

Más información

Uno de los nombramientos ya se divulgó este lunes. Se trata de Lucía Caudet, que en adelante trabajará como jefa de gabinete adjunta de Thierry Breton, comisario europeo de Mercado Interior. La cartera del francés es una de las de mayor envergadura dentro del nuevo equipo de la presidenta Ursula von der Leyen. Además de las competencias tradicionales del mercado interior, esta área tiene asignadas todas las nuevas atribuciones vinculadas a las grandes prioridades de la legislatura, como el desarrollo de la política de defensa, del área digital o el diseño de una nueva política industrial. Se espera que otro español acceda más adelante a este departamento.

También estará como miembro destacado de un gabinete Mirzha de Manuel, que ocupará un puesto relevante en la vicepresidencia económica que desempeña Valdis Dombrovskis. Este español ya trabajaba en el gabinete del comisario letón desde que arrancó la nueva Comisión Europea, el pasado 1 de diciembre.

El tercer puesto de responsabilidad lo asumirá Nathalie de Basaldúa, que dirigirá como adjunta el gabinete de Vera Jourová, vicepresidenta de Valores y Transparencia. El Gobierno español considera de gran importancia este dominio porque tendrá vinculación con el cumplimiento del Estado de derecho. Se trata de un principio que España ha enarbolado como respuesta al desafío independentista catalán. Y el secesionismo ha apelado en varias ocasiones a las instituciones europeas esgrimiendo precisamente lo contrario: que es el Estado español el que ha incumplido esos valores democráticos en el contexto del procés. Aunque en principio no habrá ningún español en la cartera que más directamente lidia con las cuestiones judiciales y de Estado de derecho —la que ocupa el belga Didier Reynders, encargado de Justicia—, la presencia en la de Valores garantiza un acercamiento a esta cuestión en el ámbito europeo.

Nathalie de Basaldúa, abogada de formación y de doble nacionalidad española y francesa, ha trabajado anteriormente en la Dirección de Servicios Financieros de la Comisión Europea y, más recientemente, en el gabinete del anterior comisario finlandés, Jyrki Katainen.

Estos tres puestos no agotan las expectativas del Gobierno, que sigue negociando para lograr algunos puestos destacados en las instituciones europeas, según explican las fuentes consultadas. En la anterior Comisión Europea, los españoles copaban dos puestos de jefatura de gabinete (incluido el del presidente Jean-Claude Juncker y el del comisario español de Energía, Miguel Arias Cañete), mientras que ahora el único jefe de gabinete es el de Borrell, Pedro Serrano. En el periodo anterior, el jefe de gabinete del presidente del Parlamento Europeo también era español.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción