La UNESCO se encuentra en la "peor situación financiera" de su historia

Estados Unidos anuló su aportación en 2011, tras la entrada de Palestina en la agencia

La secretaria general de la UNESCO, Irina Bokova.
La secretaria general de la UNESCO, Irina Bokova.Daniel Mordzinski

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) está en la "peor situación financiera" de su historia después de que su principal donante, Estados Unidos, anulase en 2011 las partidas para el organismo tras la aprobación de la entrada de Palestina en la agencia. La UNESCO se ha visto obligada a congelar las contrataciones y recortar programas tras perder el 22% de su presupuesto, según ha explicado la directora general, Irina Bokova, porcentaje que correspondía a la partida enviada desde Washington. "Está incapacitando nuestro trabajo", se ha quejado.

"Nos encontramos en una circunstancia muy difícil. Estamos pidiendo donaciones para este año, pero no es sostenible a largo plazo. No vamos a cerrar la UNESCO, pero los estados miembros deben pensar en una solución", ha añadido.

La legislación estadounidense impide financiar a cualquier organismo de Naciones Unidas que acoja entre sus miembros a cualquier grupo que no tenga "reconocido de forma internacional" la categoría de Estado. Bokova ha afirmado que Washington sigue teniendo interés en formar parte de la UNESCO y se ha mostrado esperanzada de que las autoridades estadounidenses revisen su política al no tener derecho a votación tras no pagar su cuota. "Hay dinero en el mundo, pero no es solo una cuestión monetaria", ha señalado Bokova: "Necesitamos que Estados Unidos participe de las políticas comunes y debata sobre valores".

Entre los proyectos que no han podido ser financiados destaca un programa sobre la educación del Hoolocausto judío, que forma parte de una campaña a favor de los Derechos Humanos, y una iniciativa sobre el estudio de sunamis. La UNESCO se ha embarcado en un proceso de captación de fondos, que extrae principalmente de otros miembros. Actualmente, se han donado 69 millones de dólares (53 millones de euros) incluidos los 20 dados por Arabia Saudí y otros 20 de Qatar, además de otras donaciones más pequeñas. "Rellena los huecos, pero no a largo plazo", ha indicado la directora general. "Creo que la UNESCO se ha visto perjudicada por el conflicto de Oriente Próximo. Creo que es injusto", ha añadido.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción