Las radios se alían contra la subida de tarifas por emitir canciones

Las entidades de gestión de derechos plantean subidas de hasta el 200%

Superado el conflicto del fútbol —la Liga ya permite la entrada de los locutores a los campos— las radios afrontan ahora otra pelea de gran calado: la pretensión de las entidades de gestión de derechos de subir las tarifas de forma unilateral por emitir canciones. AGEDI (derechos de propiedad intelectual de los productores fonográficos) y AIE (artistas intérpretes o ejecutantes) plantean incrementos que, según las radios comerciales, oscilan entre el 70% y el 200%. “En plena crisis económica no podemos aceptar”, expresaron ayer los directivos de la Asociación Española de Radiodifusión Comercial (AERC) al término de la asamblea anual. “Piden cantidades exorbitantes que la radio no está dispuesta a pagar”, se quejan.

Todos los operadores se opusieron radicalmente al alza de unas tarifas “que se exigen en régimen de monopolio y sin posibilidad, por tanto, de reducirlas a través de una sana competencia”. Una protesta que se produce en plena caída de ingresos publicitarios, rozando en el sector radiofónico el 13% en los nueve primeros meses del año, según InfoAdex.

El presidente de la AERC y consejero delegado de la Cope, Rafael Pérez del Puerto, comparó el papel que desempeña la radio en la difusión de la música con la promoción que el medio hace del fútbol gracias a los carruseles deportivos. Dijo que “sin la radio, la música no es nada” y que ambas forman una simbiosis. “Intentar modificar el statu quo es tirar piedras contra ellos mismos”, agregó.

Más información
Las radios deberán abonar a la Liga de Fútbol 98 euros por partido
La Comisión Nacional de la Competencia pone multas millonarias a AIE y AGEDI

“Como la música tiene graves problemas con la piratería, ha pensado que puede compensar las pérdidas con los derechos”, apuntó el secretario general de la entidad, Alfonso Ruiz de Assin. Pero las radios están dispuestas a plantar batalla para evitar unas tarifas que califican de “descabelladas”. Las cadenas musicales serían las más perjudicadas, aunque se verían afectadas todas las analógicas.

El primer objetivo de la AERC es evitar que Radio Nacional firme con las entidades de gestión de derechos conexos (los que se conceden a los artistas intérpretes o ejecutantes, los productores de fonogramas y los organismos de radiodifusión) un acuerdo similar al alcanzado con las radios autonómicas agrupadas en la Forta. Los operadores privados denuncian que los públicos han aceptado una subida que en realidad es compensada con un descuento que las entidades de gestión ofrecen a la Forta por tratarse de un servicio público.

De momento, las radios comerciales han decidido crear un observatorio para intentar alcanzar soluciones antes de recurrir a los tribunales. La idea de Comisión Nacional de la Competencia (CNC) de revisar la Ley de Propiedad Intelectual para garantizar un marco “claro y predecible” en el que se tenga en cuenta el uso efectivo de los derechos puede ser y una baza a su favor para que las tarifas, como apunta la AERC, se ajusten “a la realidad de los tiempos”.

Además, las radios aspiran a que la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) rebaje aún más el canon que pagan a la Liga por la retransmisión del fútbol. De los 98 euros por partido y estadio inicialmente fijados se ha pasado a 85. Para los operadores, que durante un año tuvieron vetado el acceso a las instalaciones, esta ha sido una victoria de los más de 25 millones de oyentes que conectan a los carruseles cada fin de semana.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS