Los Comunes apoyan la prohibición de fumar en coches con niños

El voto en el Parlamento británico se salda con 376 votos a favor y 107 en contra

Un hombre fuma en su coche en Liverpool (Reino Unido).
Un hombre fuma en su coche en Liverpool (Reino Unido).P. Noble (CORDON PRESS)

La Cámara de los Comunes dio este lunes por la noche su apoyo a la enmienda aprobada hace dos semanas por la Cámara de los Lores para que se introduzca en Inglaterra la prohibición de fumar en los automóviles cuando haya niños en su interior. La aprobación no significa la prohibición inmediata, pero permite al Gobierno introducirla cuando lo considere conveniente. La moción fue aprobada con 376 votos a favor y 107 en contra, de 650 parlamentarios en total.

Aunque días atrás parecía difícil que pudiera ser aprobada una propuesta relativamente controvertida y nacida de la iniciativa de la oposición, no del Gobierno, los apoyos a la prohibición crecieron al decidir la coalición gobernante dar libertad de voto a sus diputados y con la publicación la semana pasada de un llamamiento de 700 médicos y expertos sanitarios a favor de la prohibición.

La responsable de Salud del Partido Laborista, Luciana Berger, consideró el resultado como "una gran victoria para la salud de los niños, que beneficiará a cientos de miles de menores en nuestro país. Es una cuestión de proteger a los niños, no una decisión de los adultos", informó la BBC.

Antes del voto, las opiniones estaban divididas entre destacadas figuras de conservadores y liberales-demócratas, los dos partidos que forman la coalición de Gobierno. El primer ministro, David Cameron, se decantó por la abstención y decidió ausentarse de la cámara y quedarse en el sudoeste del país, donde ha pasado el día visitando zonas afectadas por las inundaciones de las últimas semanas. Durante el día, sin embargo, su portavoz expresó su apoyo verbal a la moción, según The Guardian. El primer ministro adjunto y líder liberal-demócrata, anunció su oposición a la prohibición. No por el hecho de que él sea fumador, sino por entender que el Estado no puede llegar tan lejos en una cuestión que considera de libertad personal.

El alcalde de Londres y político conservador, Boris Johnson, que no podía votar porque no es miembro de los Comunes, explicó en su columna de los lunes en el diario The Daily Telegraph que, a pesar de considerarse un libertario, está a favor de la prohibición, una medida que calificó de “extraña, intrusiva… y correcta”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS