Las feministas reunidas ante el Supremo: “No vamos a abandonar las calles”

Las concentraciones, celebradas en un ambiente festivo, han sido menos secundadas que tras los fallos anteriores

Manifestantes frente al Tribunal Superior de Justicia en Madrid hoy viernes. En vídeo, hubo violencia e intimidación según las acusaciones y el Supremo.Foto: atlas | Vídeo: ANDREA COMAS | ATLAS

Las mujeres han vuelto a salir a las calles tras un fallo judicial por el caso de La Manada, pero esta vez para celebrar. Este viernes el Tribunal Supremo ha elevado por unanimidad de 9 a 15 años la condena de los cinco acusados y frente al Alto Tribunal, en Madrid, cerca de un centenar de mujeres se han concentrado esta tarde con optimismo, pero también para recordar que la lucha no ha acabado y que este no es un caso aislado. "Desde hace tres años se han registrado 104 agresiones sexuales múltiples", han recordado las manifestantes tras una pancarta en la que se leía: "Basta ya de justicia patriarcal". Además, ha habido pequeñas concentraciones en Gijón o Logroño. Un total de 135 asociaciones feministas convocaron las concentraciones antes de que se conociera el fallo y eso ha desinflado la cita. 

Más información
El Supremo eleva la condena a La Manada a 15 años: fue una violación múltiple, no un abuso sexual
La detención en imágenes
Los 1.080 días de La Manada
j
Así son y así han pasado este año en libertad los miembros de La Manada
z
Cuando la defensa es Manada

Las manifestantes en Madrid han llegado poco a poco entre sonrisas, besos y abrazos. Esta es una concentración para celebrar. Marisa Pérez y Ana Baena, de 75 y 74 años respectivamente, son dos veteranas de las convocatorias feministas. Han sido de las primeras en acercarse y lo hacen "contentas", afirman. "Queríamos este resultado, pero no lo esperábamos, nos ha sorprendido", señalan. "Para el movimiento feminista es un avance muy importante, las movilizaciones que todas las mujeres hemos hecho a lo largo de estos años han servido para dar visibilidad a este problema", resaltan. Y esperan que esto sea un aviso para que estos casos no vuelvan a ocurrir.

"Lo que hemos sentido los que hemos llenado las calles es una sensación de que sí se puede, de que la lucha en la calle sirve y de que tenemos que continuar, porque esta sentencia no se da porque estos jueces sean menos machistas que los anteriores, sino porque han sufrido la presión de la calle y han tenido que cambiar las sentencias aberrantes que han hecho a lo largo de todo el proceso judicial", apunta Marina Mata, de la plataforma Libres y Combativas del sindicato de estudiantes.

Anika Lardies, de 39 años, destaca, sonriente con un cartel en las manos, que la sentencia es una victoria. "Primero de ella", dice recordando a la víctima,"porque su coraje y su determinación para ir hasta el final nos ha abierto una posibilidad a todas. Pero también feliz de que se demuestre que la unidad de las mujeres tiene un sentido y que consigue cosas". Y advierte de que esto debe servir para cambiar el código penal. "Miren lo que ha tenido que pasar, joder", exclama alguien, con rabia.

"Vamos a demostrar que no vamos a abandonar las calles, que esto se ha conseguido en las calles y que la única manera de luchar contra la opresión. Vamos a luchar en las calles contra la violencia machista que favorece el sistema", concluye Mata.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS