La economía circular va más allá de las tres “r”

Reducir, reutilizar y reciclar ya no son suficientes, si se quiere ciudades más sostenibles se deben sumar al modelo más conceptos como rediseñar y reparar

Yuri Smityuk (Getty Images)

A nivel mundial se producen más de 2,100 millones de toneladas de desechos cada año, y solo el 16% de esa basura es reciclada, según datos de la consultora británica Verisk Maplecroft. Ante este panorama, el modelo de economía lineal de producir, consumir y tirar, queda obsoleto. La economía circular se presenta como la alternativa a seguir, pues introduce a la cadena otros conceptos como repensar los materiales que se utilizan a la hora de producir un artículo, rediseñarlos, refabricarlos, repararlos para darles una segunda vida, entre otros que ayudarían a hacer ciudades más sostenibles.

En tres décadas, el 75% de la población vivirá en núcleos urbanos, por lo que aprovechar los recursos se vuelve un gran reto para las metrópolis. Además de ser restaurativa y regenerativa, el modelo circular impulsa en las ciudades el crecimiento económico, la creación de empleo y la reducción de los impactos ambientales, incluidas las emisiones de carbono, según datos de la fundación Ellen MacArthur.

Normas

Archivado En