Decenas de personas se saltan el confinamiento en Madrid para pedir la dimisión de Pedro Sánchez

Cuarto día de concentración en una céntrica calle de la capital pese al estado de alarma

Imagen de la protesta de este miércoles en la calle de Núñez de Balboa en Madrid.
Imagen de la protesta de este miércoles en la calle de Núñez de Balboa en Madrid.Rodrigo Jiménez (EFE)
Agencias
Madrid -

Decenas de personas se han concentrado este miércoles por la tarde en una céntrica calle de Madrid, por cuarto día consecutivo, para reclamar la dimisión de Pedro Sánchez por la gestión de la crisis del coronavirus. La protesta comenzó el domingo pasado, después que un vecino pusiera música a todo volumen en un balcón de la calle de Núñez de Balboa, bajo el cual se reunieron decenas de personas, 12 de las cuales fueron identificadas y sancionadas por incumplir el confinamiento que rige con el estado de alarma. Durante la reunión de este miércoles, la mayoría de los participantes iban con mascarillas, aunque sin respetar la distancia social, han hecho sonar cacerolas y han proferido gritos como “Pedro Sánchez dimisión” o “libertad”.

Tras los incidentes del domingo y durante tres días consecutivos, decenas de personas se han congregado en esta zona, ubicada en pleno barrio de Salamanca, para protestar contra la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez, a pesar de que la declaración del estado de alarma prohíbe la aglomeración de personas. De hecho, este miércoles, los participantes en la protesta han formado grupos y han invadido la calzada entre las calles de Don Ramón de la Cruz y de Ayala, impidiendo el tráfico. Muchos de ellos iban ataviados con banderas de España, algunas preconstitucionales.

Desde las 20.30, los congregados en este barrio –donde en las últimas elecciones el voto ha ido mayoritariamente a PP y Vox– han golpeado todo tipo de instrumentos de cocina y han hecho ruido golpeando señales de tráfico y contenedores de basura, mientras desde los balcones sonaba a gran volumen el himno de España.

A pesar de que la afluencia de personas impedía guardar la distancia social recomendada para evitar el contagio por el virus SARS-Cov-2, muchos de los congregados no llevaban mascarillas o las portaban de manera incorrecta. La protesta se ha prolongado hasta aproximadamente las 21.30. Cuando la protesta llegaba a su fin se ha podido ver en la zona cierta presencia policial, muy minoritaria, aunque no ha llegado a producirse una intervención.

Esta mañana, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, preguntada por estas caceroladas callejeras ha afirmado que las protestas contra las administraciones son legítimas “siempre y cuando se hagan cumpliendo las normas de seguridad” y “se guarden las distancias".

Vecinas del barrio de Salamanca, durante la protesta de este miércoles.
Vecinas del barrio de Salamanca, durante la protesta de este miércoles.Rodrigo Jiménez (EFE)

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS