España acumula más de 200 brotes activos de covid-19

El ministro Illa asegura que hay 2.289 casos asociados a los focos detectados y centra su preocupación en el ocio nocturno

Varias personas intentan acceder a la playa de Bogatell (Barcelona) el domingo a pesar de la prohibición.
Varias personas intentan acceder a la playa de Bogatell (Barcelona) el domingo a pesar de la prohibición.EL PAÍS

La covid-19 gana terreno otra vez en España. Ya sea en un goteo incesante de casos esporádicos y dispersos o en agrupaciones con un origen común, la huella del coronavirus vuelve a crecer. La incidencia acumulada de casos se ha triplicado y parte de la culpa la tienen los focos infecciosos registrados en todas las comunidades. Según el Ministerio de Sanidad, hay 201 brotes —una agrupación de tres o más casos con vínculo epidemiológico común— en España. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha indicado este lunes que estos focos suman 2.289 contagios asociados. La mayoría son en entornos mixtos (afectan a la vez al ámbito laboral y familiar, por ejemplo). “Estos días estamos viendo mucho aumento en entornos de ocio nocturno, fiestas, reuniones. Son ámbitos que empiezan a preocuparnos de forma especial porque son más difíciles de controlar”, ha admitido la responsable de Área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), María José Sierra.

Precisamente, el auge de brotes en entornos de ocio nocturno ha puesto en alerta a los expertos. Es el cóctel perfecto para la diseminación del virus: locales cerrados, aglomeración de personas y relajación de las medidas de seguridad. En ese contexto, una fiesta en una discoteca de Córdoba con 400 personas ha terminado con, al menos, 83 infectados. En Murcia, se clausuraron el viernes cuatro locales de ocio nocturno y los contagiados ascienden a 40, además de las 900 personas que este mes han estado en esos pubs y discotecas y se han tenido que someter a pruebas PCR. En el municipio murciano de Totana también se han registrado tres contagios vinculados a un bar de copas.

El incremento de casos vinculados a los encuentros sociales y, en especial, al ocio nocturno, ha apresurado a muchas comunidades a limitar estas actividades como medida de prevención. Cataluña, que tiene focos activos muy preocupantes en el área metropolitana de Barcelona y Lleida, ya ordenó el fin de semana el cierre de discotecas, salas de fiestas y locales de ocio nocturno en estas zonas para atajar eventuales transmisiones. La Región de Murcia también ha dado un paso adelante en este sentido y ha anunciado este lunes el cierre de este tipo de locales, excepto aquellos que tengan terrazas o zonas exteriores.

“Los sitios cerrados, con mucha gente, sin mascarilla y sin guardarlas distancias, es donde se están produciendo los brotes. Esa manera de divertirse es una vía de transmisión de amplificación del virus”, ha insistido Sierra. El 10% de los brotes detectados, ha asegurado, tienen su origen en este tipo de entornos. En el municipio vasco de Ermua también se han tomado medidas restrictivas, como la limitación de aforo en bares al 50%, tras el aumento de casos vinculados a fiestas de jóvenes tras la selectividad. Este lunes se reportaron 23 nuevos casos, que se suman a los 48 del domingo.

La directora adjunta del CCAES, María José Sierra, durante una rueda de prensa el pasado mes de junio. En vídeo, el informe de casos de este lunes.Foto: B. Puig | Vídeo: EP

A propósito de la relajación de las medidas, la Policía Local de Málaga ha denunciado a 60 personas que participaban en dos fiestas ilegales y no usaban mascarilla. El cuerpo policial también ha denunciado al responsable de un local de ocio en el centro de la ciudad en el que había grupos de más de 25 personas sin utilizar la protección.

Los brotes de covid-19, no obstante, van más allá de las noches de fiesta. Más de 20% se consideran focos mixtos. Es decir, que hay infectados relacionados entre sí por el trabajo o por algún tipo de vínculo familiar. Formentera, por ejemplo, ha reportado este lunes un foco con ocho personas en una empresa y se tuvieron que hacer pruebas a los 92 empleados de la compañía. La Rioja también ha notificado un nuevo brote con tres jóvenes afectados. “Muchos de los 201 brotes están en proceso de cierre. Pero desde el viernes tenemos 15 brotes abiertos en el CCAES”, ha matizado Sierra.

Navarra ha notificado este lunes 51 nuevos casos, la mayoría (25) vinculados a varios focos dispersos en el barrio Mendillori. Sin embargo, la comunidad ha informado también de dos nuevos brotes, uno con cuatro afectados y vinculado a un bar del casco viejo de Pamplona y otro familiar, con cinco casos, en otro municipio próximo a la capital navarra. Burgos también ha reportado otros dos focos con 12 y seis casos respectivamente.

Focos en el trabajo

“El otro escenario de brotes que nos preocupan son los relacionados con empresas, especialmente el sector hortofrutícola, que están afectados personas vulnerables”, ha apuntado Sierra. Los casos más paradigmáticos son los de Aragón y Lleida, donde sendos focos entre temporeros se han diseminado en las últimas semanas y el Ministerio de Sanidad ya asume que hay transmisión comunitaria en algunas zonas de estas comunidades. “Tenemos 34 brotes entre temporeros y empresas hortofrutícolas con casi 700 casos relacionados”, ha concretado Sierra.

En los mataderos, donde se produjeron muchos contagios durante la desescalada, siguen 11 focos activos con unos 500 casos, aunque la mayoría ya se están cerrando, según Sanidad. Sierra ha informado de que también hay 300 casos en centros de personas vulnerables, como los que atienden a migrantes sin recursos.

365 contagios en encuentros familiares

“Las reuniones de amigos y familiares son facilitadores de brotes”, ha advertido este lunes María José Sierra, la responsable de área del CCAES. El Ministerio de Sanidad informó de que hay 365 personas infectadas dentro de brotes vinculados a estos contextos. La relajación de las medidas de seguridad, como la mascarilla o el contacto próximo, sitúan las reuniones entre familias y amigos en el punto de mira de los expertos. No en vano, comunidades como Cataluña o Murcia ya han optado por prohibir los encuentros públicos o privados donde se junten más de 10 y 15 personas.


Los casos dentro de los hogares, no obstante, son muchos más. Sanidad no computa como brote una agrupación registrada entre los convivientes de un mismo domicilio.


Con información de Virginia Vadillo, Margot Molina y Nacho Sánchez.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS