La fiesta en plena calle y sin mascarillas que acabó con seis detenidos y seis policías heridos

Varios asistentes se enfrentaron a los agentes cuando les pidieron cumplir las medidas de seguridad

Un policía local con el uniforme roto lleva esposado a uno de los detenidos en Sevilla.
Un policía local con el uniforme roto lleva esposado a uno de los detenidos en Sevilla.Emergencias Sevilla

Una fiesta en plena calle con más de una veintena de personas de distintas edades, entre ellas menores, consumiendo alcohol y bailando con la música a todo volumen, sin mascarillas y sin guardar ninguna otra medida de seguridad impuestas por la covid-19, provocó la pasada madrugada las llamadas en cadena de varios vecinos de la barriada sevillana de Madre de Dios, una de las más humildes y conflictivas de la capital andaluza. La llegada de la Policía Local terminó en un duro enfrentamiento entre los agentes y varios de los infractores que se saldó con seis detenidos y otros seis policías heridos.

Los arrestados, que han quedado a disposición judicial, ya eran conocidos por las fuerzas de seguridad sevillanas. Todos son delincuentes habituales que suman hasta 36 detenciones previas, según la información facilitada por el Ayuntamiento hispalense. Los agentes, que integraban una de las patrullas del dispositivo de vigilancia y control del ocio nocturno y las concentraciones de personas en la vía pública de la Policía Local, llegaron pasada la medianoche al lugar de la fiesta y pidieron a los asistentes que recogieran todo y se pusieran la mascarilla, de uso obligatorio en Andalucía desde hace justo una semana.

Ante su negativa y la “actitud desafiante”, los policías llamaron a otras unidades. Ese aviso provocó que uno de los participantes en la fiesta clandestina arrojara un vaso de bebida a la cara de uno de los agentes, seguido de amenazas e insultos. A partir de ese instante la situación se descontroló y seis de los asistentes empezaron a golpear a los policías. La llegada de otras patrullas de apoyo facilitó la detención de cuatro hombres y dos mujeres, de entre 29 y 53 años de edad. Una de las mujeres no acabó en comisaría porque los policías decidieron dejarla en el barrio para atender a los menores que había en la fiesta, aunque también ha sido denunciada. Seis policías resultaron heridos.

Los botellones y las concentraciones de jóvenes en las calles de la capital andaluza en las que los asistentes no llevan puestas las mascarillas están centrando las actuaciones de la Policía Local desde que terminó el estado de alarma. En este mes han sido más de mil las actuaciones de este tipo llevadas a cabo por los agentes. Solo en la noche del pasado viernes y la madrugada del sábado se interpusieron casi 250 denuncias. Fuentes del Ayuntamiento certifican que el volumen de denuncias municipales no tiene precedentes y han dejado claro que ante este tipo de infracciones se actuará con contundencia. “Los agentes de la Policía Local están realizando un enorme esfuerzo por controlar las concentraciones de personas en horario nocturno que están poniendo en riesgo no solo la convivencia sino la salud pública. Se trata de situaciones aisladas y minoritarias pero intolerables, y ante ellas se debe actuar con toda la contundencia”, ha señalado el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores del Consistorio sevillano, Juan Carlos Cabrera.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad



Sobre la firma

Eva Saiz

Redactora jefa en Andalucía. Ha desarrollado su carrera profesional en el diario como responsable de la edición impresa y de contenidos y producción digital. Formó parte de la corresponsalía en Washington y ha estado en las secciones de España y Deportes. Licenciada en Derecho por Universidad Pontificia Comillas ICAI- ICADE y Máster de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS