Bruselas reserva 300 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca y Oxford

La Comisión Europea suma contactos con farmacéuticas para adquirir en total 1.100 millones de unidades del futuro remedio

Un investigador de un laboratorio elegido por AstraZeneca para la producción en Latinoamérica de la vacuna contra la covid-19, este jueves en Buenos Aires.
Un investigador de un laboratorio elegido por AstraZeneca para la producción en Latinoamérica de la vacuna contra la covid-19, este jueves en Buenos Aires.Juan Ignacio Roncoroni (EFE)

Nadie sabe cuál será la vacuna más efectiva, ni siquiera si la habrá, pero Bruselas no quiere que los 446 millones de habitantes de la UE se queden sin ella. La Comisión Europea ha anunciado este viernes un acuerdo con la farmacéutica sueco-británica AstraZeneca para comprar 300 millones de dosis de la vacuna que desarrolla junto a la Universidad de Oxford, ampliables en otras 100 millones. Se trata del primer contrato de compra de este tipo que firma el Ejecutivo comunitario, aunque en las últimas dos semanas ha mantenido conversaciones con la alianza franco-británica Sanofi-GSK para adquirir 300 millones de unidades, y con Johnson & Johnson para hacerse con hasta 400 millones. En total, la Unión Europea podría disponer así de un arsenal futuro de 1.100 millones de dosis, esto es, casi tres por cada ciudadano de la UE.

En cada uno de esos anuncios, Bruselas se ha cuidado mucho de incluir una coletilla: solo comprarán las vacunas si se demuestran “seguras y efectivas contra la covid-19″. Pese a que sí ha comunicado el número de dosis de sus pedidos, la Comisión, que negocia en nombre de los Veintisiete estados miembros, ha eludido dar cifras de cuánto dinero se desembolsaría por las adquisiciones.

La portavoz de la Comisión Europea, Vivian Loonela, este viernes en Bruselas. En vídeo, Loonela anuncia que la Comisión ha acordado la compra de 300 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca.Vídeo: REUTERS

La multinacional AstraZeneca, la mayor cotizada británica, con un valor de unos 125.000 millones de euros, afirmó el pasado 13 de junio estar abierta a llegar a acuerdos con otras compañías para suministrar la vacuna durante la pandemia a precio de coste, sin embolsarse ningún beneficio. Ese día, informó de que había llegado a un pacto con Alemania, Francia, Italia y Países Bajos para proveerles de 400 millones de dosis desde finales de 2020, pero Bruselas intervino para evitar que las compras se hagan por separado en los Veintisiete, y finalmente ese stock estará disponible para todos los países de la UE y, eventualmente, para países de bajos recursos que no puedan costear la compra de vacunas.

Más información
Seis meses en busca de una solución a la peste de la covid: 23 vacunas ya se ensayan en humanos
Rusia aprueba su vacuna contra el coronavirus entre el escepticismo general y sin completar los ensayos

La propia AstraZeneca ya ha comprometido otras 700 millones de dosis en acuerdos con EE UU, Reino Unido y organismos como GAVI, el consorcio internacional que tiene como propósito mejorar el acceso a la inmunización de los niños más vulnerables de todo el mundo. Aunque Bruselas organizó una conferencia de donantes para recabar fondos para universalizar la vacuna, la UE parecía haberse quedado atrás en la carrera, al guardar silencio mientras varios de sus rivales geopolíticos anunciaban acuerdos con farmacéuticas. En los últimos 15 días, esa tendencia ha cambiado, y la Comisión ha ido informando del avance de conversaciones que le permitirían estar en primera línea cuando las primeras dosis salgan del laboratorio.

La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, cree que el acuerdo con AstraZeneca es la primera piedra “para garantizar que estaremos listos para proporcionar vacunas a los europeos y a nuestros socios alrededor del mundo”. Una vez la UE esté segura de que dispone de una cartera de vacunas suficiente, los Estados miembros deberán comprarlas según sus necesidades, y Bruselas tendrá en cuenta la situación epidemiológica de cada país a la hora de proceder al reparto.

Bruselas destaca que la vacuna de AstraZeneca ha demostrado ya “resultados prometedores” en sus primeros ensayos clínicos, aunque la investigación continúa, ahora en estadios más avanzados. A la hora de elegirla, la Comisión ha tenido en cuenta entre otros factores la tecnología que usa y la capacidad de producirla con rapidez a gran escala para que llegue a toda la UE. Para cumplir con ese objetivo, ni siquiera la temida burocracia será un obstáculo. Como ya hizo con la comercialización del remdesivir, Bruselas está dispuesta a flexibilizar al máximo las normas para acelerar la autorización de la futura vacuna.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad



Sobre la firma

Álvaro Sánchez

Redactor de Economía. Ha sido corresponsal de EL PAÍS en Bruselas y colaborador de la Cadena SER en la capital comunitaria. Antes pasó por el diario mexicano El Mundo y medios locales como el Diario de Cádiz. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS