Segunda víctima mortal del virus del Nilo en Sevilla, una mujer de 85 años

El brote afecta ya a 38 personas, 23 de ellas están hospitalizadas y siete permanecen en UCI

Un operario trabaja en labores de fumigación de mosquitos en zonas verdes de la localidad sevillana de La Puebla del Río.
Un operario trabaja en labores de fumigación de mosquitos en zonas verdes de la localidad sevillana de La Puebla del Río.PACO PUENTES (EL PAÍS)

Una mujer de 85 años ha muerto este viernes en Sevilla por el virus del Nilo. Se trata de la segunda víctima mortal de una enfermedad provocada por las picaduras de mosquito y que afecta ya a 38 personas, tres más que este jueves, según los últimos datos de la Consejería de Salud de Andalucía. Los pacientes ingresados en centros hospitalarios son 23, siete permanecen en UCI.

La primera víctima mortal de este brote se produjo este jueves: un vecino de La Puebla del Río (Sevilla) de 77 años que falleció por meningoencefalitis. El hombre llevaba varios días ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Rafael Sosa, yerno del primer fallecido por el virus del Nilo en Sevilla. En vídeo, Sosa lamenta tardanza en el diagnóstico de su suegro.Vídeo: EUROPA PRESS

El virus del Nilo Occidental, que viaja gracias a las aves migratorias, ha causado el brote de meningoencefalitis vírica en localidades ribereñas del Guadalquivir. Es el mayor foco registrado en Andalucía y se atribuye al aumento en un 30% de los mosquitos que hay en los humedales del Parque Nacional de Doñana y del río Guadalquivir cercanos a La Puebla y Coria del Río, las poblaciones de las que son los afectados.

El virus, transmitido por el mosquito del género culex, común en nuestro medio, provoca un 0,1% de muertes entre los infectados, un 1% de inflamación en las meninges y el cerebro [meningoencefalitis], un 20% de fiebre controlable y un 80% de casos asintomáticos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS