Trump da marcha atrás en el cierre del periódico militar ‘Stars and Stripes’

El presidente de EE UU intenta cambiar la narrativa tras sus supuestas burlas sobre los caídos en combate

Una estación de reclutamiento militar en Times Square en Manhattan.
Una estación de reclutamiento militar en Times Square en Manhattan. Spencer Platt (GETTY)

Podría decirse que la campaña electoral y un presidente a la defensiva tras la publicación de unas burlas a las tropas caídas en la guerra han salvado del cierre al periódico de corte militar fundado en 1861 Stars and Stripes. A última hora del viernes y contradiciendo a su secretario de Defensa sin previo aviso, Donald Trump anunció su determinación de revertir la decisión tomada por el Pentágono de reducir costes y dejar de publicar el último día de este mes de septiembre la publicación en papel y cerrar la información online de un medio que desde que lo fundaron soldados de la Unión durante la Guerra Civil norteamericana ha cumplido la labor de informar a las tropas sobre las tropas.

Tras varias horas de que importantes medios de comunicación se hicieran eco en la noche del viernes de los planes de Defensa de echar el cierre al periódico, Trump decidió cambiar la narrativa y anunciar en Twitter: “Estados Unidos no recortará fondos para el periódico @starsandstripes bajo mi supervisión”. A pesar de que Trump había dicho con anterioridad que la publicación “se estaba muriendo”, su necesidad de acallar la información -desmentida por la Casa Blanca- de que los soldados caídos en el frente de batalla eran “perdedores” por haberse dejado matar, le ha llevado a declarar que Stars and Stripes “continuará siendo una maravillosa fuente de información para nuestro gran Ejército”.

El rotativo ha sido un dolor de cabeza para presidentes y secretarios de Defensa durante las “guerras eternas” que comenzaron tras los ataques terroristas del 11 de septiembre, al dar voz a los uniformados que ponían en duda las decisiones tomadas por sus comandantes y líderes políticos. A pesar de contar con el apoyo de veteranos y líderes del Congreso para que el diario siguiera en pie, el Departamento de Defensa notificó en febrero pasado que planeaba cortar su financiación. Según Stars and Stripes, el pasado 4 de agosto sus directivos recibieron un memorándum en el que solicitaban la presentación de un plan antes del próximo 15 de septiembre para el cierre de ese medio, que dejaría de publicar “en todos sus formatos” el 30 de este mes.

Un grupo bipartisano de 11 senadores demócratas y cuatro republicanos había pedido al Departamento de Defensa, que dirige Mark Esper, que se siguiera sufragando una publicación que tiene más de 1,3 millones de lectores (entre papel y digital). En una carta enviada a Esper, esos senadores argumentaban que con total seguridad el Pentágono podría sacar los 15,5 millones que necesita el periódico del total de 700.000 millones de dólares que esa institución tiene asignados por el Congreso.

A menos de 60 días para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, la supuesta burla de Trump a los soldados muertos en las guerras se ha metido de lleno en la campaña y ha puesto en riesgo el voto de los militares para el republicano. Un sondeo de Military Times revelaba esta semana una caída continuada del apoyo de los soldados en activo hacia Trump. Las cifras dicen que cerca de un 50% tienen una visión desfavorable del mandatario frente al 38% que la tiene favorable. Al principio de su presidencia, esas cifras eran justo al revés.

Suscríbase aquí a la newsletter semanal sobre las elecciones en Estados Unidos.

Sobre la firma

Yolanda Monge

Desde 1998, ha contado para EL PAÍS, desde la redacción de Internacional en Madrid o sobre el terreno como enviada especial, algunos de los acontecimientos que fueron primera plana en el mundo, ya fuera la guerra de los Balcanes o la invasión norteamericana de Irak, entre otros. En la actualidad, es corresponsal en Washington.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS