Prohibidas en Ourense las reuniones entre personas no convivientes ante el aumento de contagios

La tercera ciudad de Galicia, capital de la provincia más envejecida, triplica la tasa de infecciones del resto de la comunidad

Operarios del Ayuntamiento de Ourense desinfectan las calles de la ciudad, este viernes.
Operarios del Ayuntamiento de Ourense desinfectan las calles de la ciudad, este viernes.Brais Lorenzo (EFE)

La pandemia en Galicia tiene su punto negro en Ourense. En la capital de la provincia más envejecida de la comunidad, la Xunta ha decidido prohibir desde este sábado las reuniones de personas que no convivan. La tercera ciudad gallega en población, en la que residen 105.000 vecinos, registra una tasa de contagio en los últimos siete días que triplica la media autonómica de 47,56 por cada 100.000 habitantes. Y, a diferencia de otros municipios del área, “los casos siguen apareciendo de manera continua”, sobre todo por reuniones de familiares y amigos, según recoge el informe de la Dirección General de Salud Pública que ha dado pie a la medida epidemiológica.

Con 891 casos activos, el área sanitaria ourensana se coloca a la cabeza de Galicia, que tiene un total de 4.092. Ourense es también la localidad que acoge el colegio con más contagios. Según los datos publicados este sábado por la Xunta, el colegio de infantil y primaria As Mercedes ha detectado 12 positivos y tiene un aula cerrada. El siguiente centro con más casos es la Grande Obra de Atocha de A Coruña, con la mitad. Galicia acumula 375 positivos y 28 clases cerradas en centros educativos y escuelas infantiles desde que arrancó el curso.

El brote de Ourense comenzó hace semanas y las medidas del Gobierno gallego, que se niega a hacer públicas las cifras de la pandemia por municipios, no han conseguido frenarlo. El pasado 19 de septiembre, la Consejería de Sanidad centró las restricciones en un barrio, el de O Couto, y prohibió el consumo en el interior de locales hosteleros y, posteriormente, limitó las reuniones a un tope de cinco personas, algo que se extendió después a toda la ciudad. “La incidencia sigue aumentando y hay un alto número de ingresos y de traslados a unidades de críticos, hecho que se puede ir agravando si no se corta cuanto antes la transmisión”, se puede leer en la orden de la consejería que regula las nuevas restricciones. Un total de 82 enfermos están hospitalizados, 10 de ellos en UCI.

En Ourense la Xunta sí permite las reuniones con personas no convivientes “que se produzcan por motivos de asistencia y cuidado a mayores, dependientes o personas con discapacidad, o por causa de fuerza mayor o situación de necesidad”. Tampoco será aplicable la medida a “actividades laborales, empresariales, profesionales y administrativas, actividades en centros universitarios, educativos, de formación y ocupacionales”. Velatorios y entierros, academias, autoescuelas y centros privados de enseñanza no reglada o bibliotecas y museos son otras de las excepciones que se contemplan.

Aparte de en Ourense, la Xunta mantiene restricciones en 14 municipios gallegos, entre ellos las ciudades de Santiago, Pontevedra y Lugo. En estas localidades, los aforos de comercios y establecimientos hosteleros están limitados al 50% y las reuniones, tanto públicas como privadas, a 10 personas.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS