Las claves para asegurarse un retiro digno

Dejar de trabajar es algo que inevitablemente pasará, pero pocas veces nos damos el tiempo de analizarlo. En estos puntos debes poner especial atención desde hoy para cuando esa etapa de la vida te alcance

AscentXmedia (Getty Images)

La encuesta “Ahorro y futuro: ¿Cómo viven los jóvenes el retiro?”, presentada el año pasado por la Asociación Mexicana de Afores (Amafore), estima que en nuestro país el 60% de los hombres y el 70% de las mujeres en el rango de edad entre 18 y 40 años tienen la expectativa de que sus hijos o familiares los mantengan económicamente cuando se retiren.

Y, de hecho, solo dos de cada diez de estos jóvenes (y no tan jóvenes) mexicanos ahorran para su retiro. Sí, incentivar la cultura del ahorro es aún una de las tareas pendientes pero más que sermones o visiones catastróficas del porvenir, esta generación necesita comprender el tema desde una perspectiva más motivante y menos obligatoria.

Tomar consciencia y, sobre todo, involucrarse en qué van a hacer el día que se jubilen no es tan complicado, solo deben emprender acciones que están a su alcance:

Aceptar que el retiro llegará

Nadie debe trabajar para ahorrar todo su sueldo por el miedo a una vejez triste, así que no te diremos que no vivas como si no hubiera un mañana, al contrario: lo que se necesita es apenas una vuelta de tuerca en la percepción del futuro para darse cuenta que se puede vivir al máximo hoy, pero también comprometerse a mantener, en la medida de lo posible, ese estilo de vida aún después del retiro laboral.

Porque, al parecer, los jóvenes tienen claro que quieren disfrutar la vida ahora y sentirse así, libres de elegir lo que más les convenga, aún después de su retiro laboral: ante la pregunta sobre si, de tener las posibilidades económicas, enviarían a un adulto mayor a un asilo, 84% de los encuestados por la Amafore respondieron que no, indicio de que es algo que tampoco quieren para ellos.

Encontrar un balance entre disfrutar hoy y hacer lo posible por disfrutar mañana podría ser ese factor mental “disruptivo” para comenzar a trabajar en un retiro con mayores probabilidades de éxito.

Thomas M. Barwick INC (Getty Images)

Conocer las herramientas para lograrlo

De acuerdo con “Ahorro y futuro: ¿Cómo viven los jóvenes el retiro?”, 8 de cada 10 de las personas encuestadas afirman que han escuchado hablar de las afores, sin embargo, solo 38% tiene una cuenta de este tipo. Además, 40% de ellas cree que las afores son controladas por el gobierno.

Parece que hay que aclarar algunos puntos. Actualmente existen 10 Administradoras de Fondos para el Retiro y aunque la mayoría forma parte de instituciones bancarias, esto no significa que el dinero sea “explotado” por particulares o el gobierno, se trata más bien de entidades financieras dedicadas de manera exclusiva y profesional a administrar las cuentas individuales de ahorro para el retiro de los trabajadores.

Tras 23 años de existencia, las afores han demostrado ser una de las mejores alternativas para ahorrar dinero, cuando los días laborales hayan terminado: estos instrumentos habrán ofrecido a los ahorradores rendimientos históricos anuales de 11.17% nominal y 5.37% real, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Basta echar un vistazo al mundo de las afores para darse cuenta de las ventajas y beneficios que tiene uno de los caminos más prácticos rumbo a la jubilación.

Alex from the Rock - stock.adobe.com

Entender que la afore no hará todo sola

En México existen 67 millones de cuentas administradas por las Afore, pero solo 7.4 millones de ellas registran aportaciones voluntarias, lo que significa que la gran mayoría de los trabajadores pierden la oportunidad de hacer su contribución para obtener un mejor monto de pensión.

Existe una razón poderosa para entender que este punto es crucial: la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señalan que lo deseable es que los trabajadores puedan retirarse con una tasa de reemplazo de al menos el 70% de su sueldo, algo que en nuestro país no sucederá sin el apoyo de las aportaciones voluntarias, pues este la tasa de reemplazo apenas ronda el 40%. Es decir, sólo con saber que tienes una afore y que tu empleador aporta no basta.

Las instituciones encargadas de incentivar el ahorro voluntario para el retiro ofrecen opciones cada vez más prácticas y amigables para realizar estas contribuciones, como la domiciliación electrónica, depósitos en tiendas de conveniencia y GanAhorro, un programa que incluso permite ahorrar para la jubilación a través del consumo de productos y servicios, al precio acostumbrado y sin desembolsar un peso más.

Nunca es tarde para expandir la mente y comprender que vivir hoy en plenitud y retirarse a seguir la aventura de la vida es algo posible. No dejes de intentarlo.

Normas

Archivado En

Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

El primer mes por 1€

Suscríbete

Ya tengo una suscripción