Cabalgatas estáticas y cenas de empresa virtuales para salvar la Navidad

La sociedad civil y las Administraciones locales buscan alternativas para celebrar unas fiestas marcadas por la pandemia

Marta Pinedo
Madrid -
Las calles de Barcelona este jueves iluminadas por las luces navideñas.
Las calles de Barcelona este jueves iluminadas por las luces navideñas.Enric Fontcuberta (EFE)

El coronavirus ha golpeado el mundo este año y las navidades no se escapan del impacto. En el mejor de los escenarios, pocas tradiciones navideñas quedarán intactas. No habrá cotillones de Nochevieja, ni fiestas o cenas de empresa multitudinarias y las cabalgatas de Reyes o los belenes vivientes han quedado descartados en la mayoría de ciudades. Otras esperan para tomar decisiones, pendientes de la evolución de la pandemia. Ayuntamientos, asociaciones y empresas tiran de ingenio para confeccionar unas fiestas a medida de las restricciones sanitarias, la Navidad más insólita.

Luces de Navidad para reactivar las ciudades

Muchas ciudades tratan de compensar las lúgubres perspectivas navideñas con la iluminación urbana. La mayoría de los consistorios han adelantado un par de semanas la instalación. Los presupuestos para iluminación crecen: Madrid invertirá 3,17 millones de euros frente a los 3,08 millones del 2019; Barcelona destinará un 65% más (1,7 millones de euros); y en Zaragoza, la partida asciende un 75% (700.000 euros). Los Ayuntamientos buscan incitar al consumo para reactivar una economía local dañada por la crisis.

Más información
-FOTODELDIA- GRAFCAT5110. BARCELONA, 25/11/2020.- Un profesional sanitario trabaja en la UCI del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona este miércoles, cuando los hospitales catalanes siguen aliviando su situación y hoy han logrado bajar de la barrera de 2.000 pacientes de COVID hospitalizados y de 500 graves en la UCI, aunque en las últimas 24 horas se han diagnosticado 1.704 nuevos contagios y se han reportado otros 30 fallecidos. EFE/Alberto Estévez
Los hospitales respiran tras la caída de los contagios
Ya nadie piensa en salvar la Navidad

El gesto ha cristalizado en un movimiento en redes sociales llamado #LucesNo, que pide que el presupuesto de iluminación de este año se destine a ayudas a colectivos afectados económicamente por la pandemia. El Ayuntamiento de Marbella ha destinado 700.000 euros que estaban reservados para las luces a ayudas a autónomos de la ciudad. El municipio malagueña invertirá 100.000 euros en ambientar sus dos calles principales.

Cabalgatas estáticas, la nueva fórmula de la ilusión

El Gobierno central considera que las cabalgatas suponen “situaciones de elevado riesgo de transmisión” de coronavirus, por lo que recomienda no celebrarlas esta Navidad, según el borrador del plan para las fiestas al que ha tenido acceso EL PAÍS. Madrid ha suspendido el desfile de los distritos y ciudades como San Sebastián, Sevilla o Zaragoza también han optado por la cancelación. Los Ayuntamientos buscan alternativas que garanticen las medidas de seguridad. En algunos municipios, los Reyes Magos recorrerán las calles y saludarán a los niños, que podrán verlos desde los balcones; en muchos, su visita se transmitirá por streaming.

Vigo se resiste a renunciar a una espectacularidad navideña que le ha otorgado reconocimiento a nivel nacional. En octubre, la ciudad gallega fue pionera al proponer una modalidad novedosa: la cabalgata estática. Las carrozas estarán aparcadas y los niños y las familias se acercarán, con colas y distancia de seguridad, a ver a los Reyes Magos.

El Rey Baltasar saluda durante la cabalgata de los Reyes Magos en Granada.
El Rey Baltasar saluda durante la cabalgata de los Reyes Magos en Granada.Álex Cámara (Europa Press)

La fórmula estática ha convencido a muchas otras ciudades, como Barcelona. El Ayuntamiento abrirá del 28 de diciembre al 5 de enero un “lugar mágico” en el Fórum donde los niños podrán ver las carrozas, entregar la carta y conectar “virtualmente” con los pajes y los Reyes Magos. El espacio, al aire libre, permite mantener las distancias y las medidas sanitarias en un recorrido lineal de 700 metros. Además, la visita requerirá una reserva previa. Las televisiones públicas —RTVE, TV3 y Betevé— retransmitirán la cita el 5 de enero.

Actividades infantiles para preservar la magia

Los Ayuntamientos buscan actividades originales que permitan mantener la magia para los más pequeños en una Navidad tan atípica. Conciertos y espectáculos con aforo o videoconferencias con Papá Noel son algunos ejemplos.

El Ayuntamiento de Peñíscola (Castellón) ha organizado unos “Reyes a domicilio”. Los pajes repartirán el 5 de enero regalos a los niños puerta a puerta. Cuentan con la ayuda de 40 voluntarios que durante el confinamiento asistieron a personas mayores, pero esperan más inscripciones. Además, el consistorio propondrá a las familias que compren en las tiendas de la zona para fomentar el comercio de proximidad. “Los niños están cumpliendo con las medidas de seguridad y es nuestra forma de agradecérselo”, afirma Ramón Simó, concejal de Fiestas.

Los Reyes Magos enviarán una carta a los pequeños de entre 3 y 11 años de La Bañeza (León). “Serán los propios Reyes los que les digan a los niños que este año también irán a sus casas, que no habrá problema porque son mágicos”, cuenta María del Carmen Macho, concejal de Fiestas. “Con la ilusión de los pequeños, recuperamos el niño que llevamos dentro. Son el motor de la Navidad y se lo debemos”, concluye.

Los belenes vivientes desaparecen y los mercados navideños se adaptan

La mayoría de los tradicionales belenes vivientes han sido ya descartados para evitar aglomeraciones. Es el caso de Buitrago de Lozoya (Madrid), Báscara (Girona) y Arcos de la Frontera (Cádiz). Algunos mercados navideños resisten con un formato más pequeño. El Mercado de la Plaza Mayor de Madrid tendrá 56 puestos, la mitad que el año pasado, y su ubicación respetará la distancia de seguridad. Además, el Ayuntamiento ha establecido un control de aforo. El Mercado de Santa Lucía en Barcelona tendrá registro de asistentes, control de aforo y señalización de recorridos. Otras ciudades como Zaragoza, Valencia o Vigo, en cambio, han optado por la cancelación.

La San Silvestre “virtual”

El Gobierno ha dado luz verde a la San Silvestre. La carrera se podrá celebrar siempre que no interfiera con el toque de queda y se mantengan medidas de seguridad, según el borrador del plan del Ejecutivo. La San Silvestre más multitudinaria en España se corre por las calles de Vallecas (Madrid), donde este año solo la carrera profesional será presencial. Se trasladará a un recorrido burbuja de 2,5 kilómetros en el que los corredores darán cuatro vueltas, tras hacerse una prueba de antígenos. No obstante, la San Silvestre popular, que congregaba a unas 40.000 personas, se celebrará de manera virtual entre el 26 y el 31 de diciembre. Una aplicación permitirá a los participantes correr los 10 últimos kilómetros del año donde prefieran. Este formato se ha impuesto en otros municipios como en Oviedo, A Coruña o Teruel.

Vista de la salida de participantes en la última San Silvestre Vallecana.
Vista de la salida de participantes en la última San Silvestre Vallecana.J.P.GANDUL (EFE)

Una Nochevieja descentralizada y sin cotillón

Las campanadas de fin de año se escucharán desde casa. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido a los madrileños que no acudan esta Nochevieja a la Puerta del Sol para despedir el 2020. Barcelona celebrará una Nochevieja descentralizada. El espectáculo de pirotecnia se multiplicará y repartirá por la ciudad para que todos los vecinos puedan verla desde sus casas.

La celebración de cotillones y fiestas multitudinarias es poco probable este año. La hostelería intenta salvar el batacazo económico de una Navidad sin celebraciones en bares, restaurantes o discotecas. El Gobierno prevé establecer el toque de queda a la una en Nochebuena y Nochevieja, hora que las comunidades autónomas deberán concretar con Sanidad. Madrid ha propuesto este miércoles alargar el toque de queda media hora más, hasta la 1.30, ambos días. Para minimizar los daños, los hosteleros valencianos han propuesto esta semana adelantar la cena del 31 de diciembre a la comida del día. La idea es que amigos y familiares puedan quedar a comer en pequeños grupos.

Cenas de empresa telemáticas

Las cenas de empresa están en peligro con la limitación del número de personas en las reuniones. Buena parte de las empresas de catering han propuesto el envío del menú a domicilio, como Catevering. El trabajador recibe el paquete de la comida lista para consumir o para rematar en sus cocinas. Después, podrá conectarse y celebrar la cena virtual con sus compañeros. Para Laura Gómez, CEO de Catevering, el objetivo está claro: “Llevamos la fiesta de Navidad al entorno digital para que las empresas no pierdan este momento tan importante en un año tan diferente”.

Animatium Coruña, una empresa gallega especializada en eventos, ha llevado el ingenio al límite con la creación de un mundo virtual. Los invitados descargan una aplicación y crean su avatar. Después, se conectan a la cita de la empresa y hablan por voz con sus compañeros. Para Berta Ramos, directora de Animatium, la clave está en la interactividad: “Las videoconferencias agotan porque implican una actitud pasiva, pero nosotros buscamos su participación”.

Los asistentes pueden ver el discurso del jefe en un auditorio, participar en juegos con sus compañeros o bailar en la discoteca. El proyecto está teniendo éxito para cenas de empresa. “Nosotros tenemos la esperanza de volver a la piel, al contacto directo, pero el mundo digital nos aporta salidas que antes no conocíamos”, apunta Ramos.

La solidaridad como regalo

La idea de compartir está íntimamente ligada con la Navidad. Varias ONG han impulsado acciones solidarias para ayudar a familias vulnerables en un año que dejará a seis millones de personas al borde de la pobreza en España, según datos de Acción contra el Hambre. Esta organización ha impulsado la campaña “La cena más grande de Navidad” con la que las empresas pueden donar el presupuesto reservado para su cena a las familias vulnerables. “Hemos visto el problema más cerca que nunca. Hay personas que hace unos meses tenían un trabajo y ahora no tienen para comer. Queremos que no les falte un plato ni una sonrisa”, aclara Laura Fontanet, directora de comunicación de Acción Contra el Hambre.

Médicos Sin Fronteras propone a las empresas hacer una donación a cambio de producirles un vídeo personalizado o una postal digital animada con la que felicitar a sus empleados o familiares. Con lo recaudado, la ONG pretende mejorar las condiciones de tratamiento contra la covid-19 en el mundo. La Federación Española de Bancos de Alimentos mantiene abierta “La Gran Recogida de Alimentos de 2020” hasta el 13 de diciembre en formato online.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS