Un crimen publicado en Instagram

El padre de Palencia que, junto a su pareja, mató a su recién nacida, publicó un poema sobre el río donde arrojó al bebé

El río Carrión a su paso por la localidad palentina de Husillos.
El río Carrión a su paso por la localidad palentina de Husillos.Inma Flores

El día que Daniel y Sonia acabaron con la vida de su hija recién nacida, el 28 de enero, el padre subió a su Instagram un poema dedicado al río Carrión, el mismo al que arrojaron a su bebé a su paso por la localidad palentina de Husillos. Él, de 29 años, se describe como fotógrafo en esa red social, donde acumula más de 73.000 seguidores. Ella, de 23, es estudiante de Enfermería. Ambos son de Palencia. El poema que publicó Daniel, acompañado de la fotografía de un monasterio del centro de la ciudad, comienza así: "Como el río Carrión vamos dejando anécdotas y torres sobre el agua de esta Palencia de silencio y piedra y ternura jamás imaginada". 

Un portavoz de la Policía Nacional en esta provincia explica que provienen de familias estructuradas y que no vivían juntos. El Instagram de Daniel muestra muchas fotografías de paisajes y edificios de la ciudad y pueblos cercanos, especialmente de monumentos religiosos. En los últimos meses también había subido varias imágenes con Sonia, aunque en ningún momento menciona que esperasen una hija. Su última publicación es del domingo 9 de febrero, horas antes de que fuesen detenidos.

Más información
El jurado declara culpable de asesinato “con alevosía” a la mujer acusada de matar a su hija en Bilbao
Detenida una madre en Girona por ahogar a su hija en la bañera

La madre llegó a las diez de la noche al centro de salud La Puebla, en Palencia, por los dolores provocados por el parto que la joven aseguró que había sido la noche anterior, aunque finalmente admitió que se produjo el 28 de enero. Los médicos alertaron a la Policía porque la mujer decía desconocer dónde estaba su recién nacida. En un primer interrogatorio aseguró que había arrojado a su hija a un contenedor de un polígono industrial. La policía trasladó a comisaría a la joven y cambió de versión: ella y su pareja habían enterrado a la menor en un monte cercano a la ciudad. Los agentes llevaron a la pareja a dicho escenario, pero la búsqueda también fue infructuosa. Finalmente, a las cuatro de la mañana y otra vez en comisaría, la madre confesó que habían arrojado al bebé al río Carrión cerca de Husillos. La policía lo encontró en una bolsa de viaje a metro y medio de profundidad.

Para el portavoz del cuerpo, estos cambios de versiones “solo se pueden explicar porque no querían afrontar la realidad y pensaron que si no se encontraba al niño las consecuencias serían menores”. El juez de instrucción decretó hace una semana prisión provisional sin fianza para ambos, acusados de un delito de asesinato.

Fachada del Ayuntamiento de Husillos.
Fachada del Ayuntamiento de Husillos.Inma Flores

Jesús Navares, alcalde de Husillos, se enteró por casualidad del suceso. A través de un conocido que trabaja "en temas de servicios sociales" y, sobre todo, por la prensa. Le molesta que su pueblo, de apenas 300 personas y a 12 kilómetros de la capital de provincia, haya saltado a las noticias por este caso y subraya que ninguno de los dos era de allí. El único vínculo que tenían Daniel y Sonia con la localidad es una pequeña casa que los abuelos de él compraron hace años. Pero Daniel solo pasaba algunos días de verano. Así lo explican cinco de sus vecinos al tiempo que imparten una clase sobre cómo utilizar la nuevas tecnologías en una sala del Ayuntamiento de la que todavía no han quitado el belén.

Tampoco lo conocían la decena de personas que esta tarde estaban en el bar La vieja escuela, el único abierto en Husillos y a escasos metros del río donde la joven pareja arrojó a su bebé. Ni siquiera le sonaba de vista al alcalde, que trabaja en Palencia como arquitecto y profesor de Secundaria y vive en Husillos desde hace 11 años. Pero la conmoción de que el suceso haya ocurrido en su pueblo impulsó a Navares a decretar tres días de luto y a convocar frente al Consistorio una concentración en la que se reunieron unas 50 personas para expresar su reproche al suceso. El regidor quiere que el gesto del pequeño municipio lleve a evitar sucesos parecidos: “Me gustaría que esto no se quede en dos días de morbo. Que lo que hacemos sirva para que las instituciones más altas que nosotros conciencien a la gente de que, si no quieren tener un hijo, lo pueden dar en adopción”.

Justo frente al Ayuntamiento está la iglesia. A las siete de la tarde hay misa y se acercan varias personas, la mayoría de otros pueblos. Yolanda, una mujer de mediana edad que prefiere no dar más datos personales, es de las pocas que habla de la familia del padre detenido. Con sus palabras corrobora que venía de un ambiente estructurado, como defiende la policía: “Es una familia muy buena y muy normal”.

Una mujer es investigada tras confesar haber arrojado a su bebé sin vida a un contenedor

Efe

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Palencia ha decidido este martes que permanezca en libertad la mujer de 26 años que está siendo investigada en Palencia porque supuestamente abortó y se deshizo el pasado domingo de su hijo arrojándolo a un contenedor de basura. Al día siguiente se retomaron las labores de búsqueda del cadáver del bebé en el vertedero.

La mujer confesó los hechos. La comisaria de la Policía Nacional de la ciudad, Montserrat Marín, declaró en una rueda de prensa que este suceso se trata de un aborto y no de la muerte de un recién nacido, como en el caso de la pareja de la misma ciudad que tiró a su recién nacida al río.

Se desconocen las semanas de gestación que tenía el bebé cuando la madre se deshizo de él y los motivos por los que lo hizo o si hay más personas implicadas en este suceso, pero los investigadores no descartan ninguna hipótesis.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS