Sanidad dará prioridad a las comunidades que más vacunas han puesto ante el recorte de los envíos de Pfizer

El ministerio cambia el sistema de distribución entre las autonomías para “administrar las segundas dosis a los que fueron vacunados durante la primera semana”

Un enfermero administra dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer-BioNtech a los profesionales del Hospital de Fuerteventura.
Un enfermero administra dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer-BioNtech a los profesionales del Hospital de Fuerteventura.Carlos de Saá (EFE)

El Ministerio de Sanidad avisó el viernes a última hora a las comunidades de que el reparto de vacunas de la semana que viene tendrá en cuenta otro factor aparte del poblacional que se empleaba hasta ahora. En concreto, primará a las regiones que en la primera semana de inmunización más dosis administraron. Ello se debe a que Pfizer ha anunciado que el siguiente envío de vacunas será menor (un 56% de lo habitual, según Sanidad) porque tiene que adaptar la producción de su planta para que aumente su capacidad. Pero esta disminución no puede repercutirse por igual a todas las comunidades porque, advierte el ministerio, a partir del 18 de enero hay que empezar a poner las segundas dosis a las personas que recibieron la primera en la semana del 27 de diciembre al 3 de enero, y ello implica primar a las comunidades que más activas estuvieron inoculando esos días. De no hacerlo se podría perder el efecto de la medicación.

En una nota que ha enviado a las comunidades autónomas y a la que ha tenido acceso EL PAÍS, el ministro Salvador Illa expone que su departamento “realizará la semana que viene un reparto que, además de responder a criterios equitativos, tenga también en cuenta el ritmo de vacunación de la primera semana”. Y añade: “Con el fin de que todas las comunidades tengáis unidades suficientes para, al menos, administrar las segundas dosis a los vacunados durante la primera semana, pues a partir del lunes día 18 comenzarán a cumplirse los 21 días establecidos en la pauta de administración con respecto a los primeros vacunados”.

En la práctica, la medida afectará a pocas comunidades. Con el 57% de las vacunas que se recibieron la semana pasada, todos los territorios menos Asturias, Ceuta y Melilla podrían suministrar la segunda dosis a los que recibieron la primera al principio de la campaña. Son los únicos que administraron más de esa cantidad de fármaco. El problema es a quién se le quitarán las dosis que deben aumentarse para el Principado y las dos ciudades autónomas, ya que muchas regiones que empezaron más despacio están acelerando y ahora tienen el sistema de vacunación preparado para aumentar la actividad. Illa comunicó a los consejeros que “en las próximas horas” los coordinadores de vacunas recibirían una comunicación con las dosis que recibirán el próximo lunes 18.

Este cambio de criterio rompe con el sistema de repartir las dosis entre las comunidades en función de su población vulnerable que el ministerio y las comunidades acordaron dentro de la estrategia nacional para la vacunación y que buscaba evitar que pudieran alegar agravios comparativos, aparte de asegurar un suministro estable que facilite la programación de la campaña. El mismo jueves esa idea de mantener los criterios del reparto fue esgrimida por Illa para desoír peticiones como la del Gobierno de la Comunidad Valenciana, que pedía más viales ante la velocidad a la que estaba administrándolos.

Hasta este viernes, las comunidades han recibido 1.139.400 dosis (si se considera que de cada vial salen cinco) o 1.367.280 (si se sacan seis), de las que han puesto 768.950. Tomando la primera de las cifras, la de cinco vacunados por vial, que es como lo mide el ministerio, ello supone que se ha gastado el 67% del total. O sea que, aparte de las que reciban, les quedan un 33% (otras 376.000) para usar. Ello suponiendo que no guardan más y que aprovechen las que habían reservado precisamente para asegurar problemas de suministro como este.

El ministro ha dicho a los consejeros que la compañía “ha transmitido, y probablemente lo haga público próximamente en un comunicado a nivel europeo, que esta reducción será puntual y solo afectará a los envíos correspondientes a la semana del 18 de enero”, por lo que espera recibir otra vez las 370.000 dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech habituales la semana siguiente, aparte de las que lleguen de Moderna.

Las comunidades guardan 370.000 unidades

En apenas tres semanas de campaña de vacunación, el anuncio de Pfizer de que va a reducir un 43% el envío del próximo lunes es el segundo incidente en el suministro del medicamento. La semana pasada fue el temporal Filomena, que obligó a desviar la remesa al aeropuerto de Vitoria en vez de al de Madrid y retrasó entre 24 y 48 horas el posterior reparto a las consejerías.

 

Esta vez el desabastecimiento será mayor, pero pilla a las comunidades con reservas. En España está sin poner un 32,5% de las dosis que se han repartido, según los datos del viernes del Ministerio de Sanidad. Son 370.450 unidades, más que las 360.000 que se repartieron esta semana. Parte de este producto se ha guardado a propósito para casos como este. Madrid, por ejemplo, afirma que desde el principio ha reservado medicamento para poner la segunda dosis. Lo mismo han hecho Cataluña y el País Vasco. Otras comunidades han establecido reservas menores, pero que pueden aprovechar ahora.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción