El fuerte viento provoca el traslado de los 20 pacientes del hospital de campaña de Valencia abierto el lunes a ingresos

Los enfermos leves de covid se han quejado de ruido y frío por la noche. Sanidad asegura que se han desplazado por “cuestiones de confort” y que las controvertidas instalaciones no han sufrido daños

Hospital de campaña junto al Hospital de la Fe de Valencia.
Hospital de campaña junto al Hospital de la Fe de Valencia.Mònica Torres

Los 20 pacientes que estaban ingresados en el hospital de campaña de Valencia han sido trasladados este domingo en ambulancias a las antiguas dependencias de la Escuela de Enfermería de La Fe debido a las molestias que les causaban las fuertes rachas de viento, como ruidos constantes y frío, sobre todo durante la noche. La consejería de Sanidad ha señalado que el hospital, de estructura de aluminio que sostiene las tiendas blancas, no ha sufrido ningún desperfecto, pero para mejorar “las condiciones de confort” se ha preferido “el traslado” de los enfermos leves o moderados de covid 19 al centro habilitado en Campanar durante la primera ola del coronavirus. Esta tarde no se veía exteriormente ningún daño aparente en los módulos de tiendas que conectan con el sótano de La Fe y los voluminosos aparatos de climatización seguían funcionando, mientras las ambulancias llegaban para llevarse al personal sanitario y a los pacientes.

Sanidad ha infirmado que “apenas pasen las actuales condiciones de fuertes vientos que azotan la Comunitat Valenciana, los pacientes volverán al hospital de campaña de La Fe ya que el mismo no presenta ningún desperfecto, aunque se realizará una revisión detallada del mismo”. Según ha explicado la secretaria autonómica de Eficiencia y Tecnología Sanitaria, Concha Andrés “el traslado se ha realizado por prudencia y tiene carácter preventivo y temporal”. Los hospitales de campaña de Castellón y Alicante, ubicados en una zona más protegida contra el viento, siguen operando con normalidad y albergando pacientes en condiciones óptimas.

Más información

Ubicado junto al nuevo complejo sanitario de La Fe, en el barrio de Malilla, el hospital de campaña de Valencia recibió a sus primeros pacientes de coronavirus el pasado lunes, después de numerosos problemas en su puesta en marcha. La Generalitat, gobernada por el PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem, optó en marzo en comprar por el procedimiento de emergencia y por 8,6 millones de euros tres hospitales para instalarlos junto a los centros sanitarios de referencia de Valencia, Alicante y Castellón, con una capacidad teórica de 1.100 camas en total. Sanidad anunció hace dos semanas la habilitación de 280 camas en los tres hospitales de campaña, de las cuales 120 corresponden al hospital de campaña de Valencia.

Los cambios operados para la adecuación de las instalaciones a las exigencias de la Consejería de Sanidad, las dificultades para alcanzar una climatización adecuada y las diferencias entre el Gobierno valenciano y la empresa suministradora por los plazos de entrega y las modificaciones han retrasado su normal funcionamiento y han abierto un ligio entre ellos. Las intensas lluvias de primavera, el reciente temporal de intenso frío y el viento de este fin de semana que ha alcanzado los 100 metros por hora en Valencia han dificultado todavía más su implementación.

Comunidad Valenciana

  VALENCIA, 12/01/2021.- Un sanitario enciende un respirador del hospital de campaña de La Fe de València que ya se encuentra preparado por si tuvieran que derivarse a ellos pacientes con covid-19.
FOTO: Mònica Torres EL PAÍS
Comunidad Valenciana VALENCIA, 12/01/2021.- Un sanitario enciende un respirador del hospital de campaña de La Fe de València que ya se encuentra preparado por si tuvieran que derivarse a ellos pacientes con covid-19. FOTO: Mònica Torres EL PAÍSMònica Torres

Los tres hospitales se han utilizado hasta esta semana para realizar pruebas de PCR y acoger también a inmigrantes en cuarentena en el caso de las instalaciones de Alicante.

Los hospitales de campaña fueron contratados por la Consejería de Justicia al tener las competencias de Emergencias a la empresa IDAT (ingeniería y Desarrollo de Alta Tecnología), formada por Hispano Vema y Bellcomm. La primera ha sido proveedora del Ministerio de Defensa y de la OTAN. El presupuesto global ascendía inicialmente a 8,6 millones de euros: cuatro millones para la instalación y estructura de aluminio de las tiendas blancas climatizadas y para la adquisición de las camas; 3,4 millones de euros para material sanitario; y 1,2 millones para equipamientos de datos y comunicaciones.

No obstante, el coste se ha incrementado con las modificaciones operadas y los retrasos. La oposición sostiene que el coste final se eleva a 16 millones de euros. Esta semana, el Consell Jurídic Consultiu resolvió una consulta de la Generalitat y avaló el pago de la mayor parte de uno de los contratos de 7,6 millones de euros por el equipamiento, a pesar del retraso en su entrega, según publicó Las Provincias. Esto facilitará la recepción de 153 respiradores no invasivos.

La oposición carga contra la Generalitat

Tras conocerse el traslado de enfermos, el PP, Ciudadanos y Vox han criticado al presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, y a la consejera de Sanidad, Ana Barceló, por el “escándalo” del traslado de los pacientes. La presidenta popular, Isabel Bonig, ha lamentado, en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, que Puig “prefirió la ideología a la colaboración y hoy el hospital de campaña, como sus ximoanuncios, se lo ha llevado el viento”. “Lo avisamos, lo denunciamos, lo advertimos: el hospital de campaña no reunía los requisitos para acoger a pacientes”, ha afirmado. La cuenta del PPCV en esta misma red social ha remarcado que “hace tres días” la consellera de Sanidad “defendía el estado de los hospitales de campaña y hoy se lo ha llevado el viento”. “Puig no puede estar orgulloso de un hospital que ha costado 16 millones de euros, que ha tardado 10 meses en abrir y que, como sus promesas, se lo lleva el viento”, ha agregado.

El líder de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana, Toni Cantó, ha criticado en la misma red social que Puig “ha gastado 16 millones de euros en tres hospitales de campaña que no sirven para nada” y ha reprochado que el tripartito “siga sin aceptar la ayuda y coordinación con la sanidad privada” y que “siga criticando al hospital Isabel Zendal”. “El dogmatismo mata”, ha afirmado. El diputado de Vox en las Cortes Valencianas David García, ha exigido la dimisión de la consejera de Sanidad, Ana Barceló. “Es una vergüenza y un escándalo”, ha dicho.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción