España sale de la situación de riesgo extremo por coronavirus y sitúa su incidencia en 235 casos por 100.000

El Ministerio de Sanidad notifica 7.461 nuevas infecciones y 443 fallecidos en las últimas 24 horas

Trabajadores sanitarios atienden a un paciente con coronavirus en la UCI del Hospital Cosaga de Ourense el 19 de febrero.
Trabajadores sanitarios atienden a un paciente con coronavirus en la UCI del Hospital Cosaga de Ourense el 19 de febrero.Brais Lorenzo (EFE)

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

España abandona la situación de riesgo extremo por coronavirus. La curva epidémica sigue a la baja y la incidencia acumulada a 14 días se sitúa en 235 casos por 100.000 habitantes, por debajo del umbral de 250 que, según el Ministerio de Sanidad, ubicaba al país en un escenario de alerta máxima que impedía mantener a raya la pandemia. Con todo, el goteo de casos no cesa y Sanidad ha notificado este martes 7.461 nuevas infecciones y 443 fallecidos en las últimas 24 horas. De hecho, todavía hay peligro de que la curva de contagios se descontrole: las autoridades sanitarias estiman que para poder salir de la zona de riesgo, la incidencia acumulada no puede superar los 50 casos por 100.000 habitantes.

Más información
In English: Spain leaves ‘extreme risk’ coronavirus situation, with incidence rate falling to 235 cases per 100,000
Estas son las nuevas restricciones por comunidades autónomas

Once comunidades están fuera de los niveles de riesgo extremo: Extremadura, de hecho, ha adelantado a Canarias, la comunidad menos castigada por la tercera ola, en esa reducción de la transmisión y sitúa su incidencia acumulada en menos de 100 casos por 100.000 habitantes (concretamente, en 96). En el otro lado de la balanza están Melilla y Madrid: la ciudad autónoma registra una incidencia de 434 y Madrid, que ha sido una de las comunidades con las restricciones más flexibles durante el azote de la tercera ola, suma 362 casos por 100.000 habitantes.

En vídeo, declaraciones de María Jesús Montero, ministra portavoz del Gobierno.EUROPA PRESS/R.Rubio / VÍDEO: EFE

Las cifras de la pandemia mejoran, pero España no está fuera de peligro. Según el semáforo aprobado por el Gobierno y las comunidades el pasado octubre para medir el riesgo de transmisión de la covid, la curva epidémica del país arroja la primera señal de alivio al bajar de 250 casos por 100.000 habitantes, pero España sigue en riesgo alto (entre 150 y 200 casos por 100.000). De hecho, la presión asistencial en las unidades de cuidados intensivos (UCI) sigue disparada con 3.365 pacientes críticos por covid. Esto es, el 31,5% de las camas de UCI están ocupadas por enfermos de coronavirus. Según el semáforo de Sanidad, más del 20% de plazas de cuidados intensivos ocupadas por personas con covid significa también una situación de riesgo extremo.

Además, las muertes por covid no han cesado y febrero está a punto de convertirse en el mes con más fallecidos registrados desde la primera ola. En abril se llegaron a reportar cerca de 15.500 decesos y en noviembre, pico de la segunda ola, 9.191. En lo que va de febrero, las muertes a causa de la covid rozan las 9.000. En los últimos siete días se han reportado 871.

Los indicadores más favorables están en la positividad de las pruebas diagnósticas, que se sitúa en el 7,6%. La comunidad científica recomienda que este parámetro esté por debajo del 5% para empezar a controlar la transmisión del virus y, aunque hay territorios por encima del 10% (como Ceuta, Melilla, Aragón y la Comunidad Valenciana), la positividad en España sigue bajando y se sitúa ahora en un umbral de riesgo medio, según Sanidad.

La buena tendencia de la curva epidémica constata también la efectividad de las duras restricciones sociales que impusieron, en mayor o menos medida, las comunidades autónomas. El Gobierno, de hecho, ha pedido no bajar la guardia y mantener las limitaciones, aunque algunas comunidades ya han avanzado en sus desescaladas particulares. A partir del viernes, por ejemplo, Galicia permitirá las reuniones de hasta cuatro personas entre no convivientes y abrirá ligeramente la hostelería. La Comunidad Valenciana, por su parte, también evalúa levantar los cierres perimetrales los fines de semana a partir de marzo. Cataluña, en cambio, ha visto un freno en la reducción de sus contagios y ha optado por ralentizar su desescalada.

“A pesar de la buena tendencia en esta tercera ola insistimos en las medidas de precaución. Hasta que no consigamos que el 70% de la población esté inmunizada no podemos empezar a relajar estas medidas”, ha dicho este martes la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, tras el Consejo de Ministros. La previsión del Ejecutivo central es que en verano se alcance ese 70% de la población vacunada, un objetivo que ha reiterado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este martes durante su comparecencia en el Senado.

Sobre la firma

Jessica Mouzo

Jessica Mouzo es redactora de sanidad en EL PAÍS. Es licenciada en Periodismo por la Universidade de Santiago de Compostela y Máster de Periodismo BCN-NY de la Universitat de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS