Febrero se convierte en el mes con más fallecidos notificados desde la primera ola

Termina por encima de 9.300 muertos y supera a noviembre como el periodo con más muertos notificados desde abril. Todos los territorios salen del riesgo extremo —250 casos por 100.000 habitantes— salvo Madrid, el País Vasco, Ceuta y Melilla

Hospital La Fe de Valencia a principios de febrero.
Hospital La Fe de Valencia a principios de febrero.Mònica Torres (EL PAÍS)

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

La curva epidémica en España sigue en descenso, pero el azote de la tercera ola deja un balance de daños importante: febrero ya es el mes con más fallecidos notificados desde la primera ola, todavía a falta de otros tres informes del Ministerio de Sanidad que añadirán más decesos. Aunque no necesariamente todos los casos reportados corresponden al mismo día y puede haber retrasos en la notificación de fallecidos, desde el 1 de febrero, Sanidad ha comunicado 9.387 muertes a causa de la covid —389 en las últimas 24 horas y 9.212 nuevos infectados—. Según el informe diario de Sanidad, la incidencia acumulada a 14 días cae a 218 casos por 100.000 habitantes y todos los territorios, excepto Madrid, el País Vasco, Ceuta y Melilla, se sitúan ya por debajo del umbral de riesgo máximo (250 contagios por 100.000 habitantes) estipulado por el ministerio.

Más información

En un efecto dominó que se repite en todas las ondas epidémicas, primero crecen los contagios, luego los ingresos, más tarde las entradas en cuidados intensivos y, por último, aumentan los fallecidos. En los últimos siete días han muerto, según Sanidad, 873 personas. Desde el inicio de la pandemia, el cómputo del Gobierno roza los 68.500 muertos por covid (lo que no incluye miles de decesos sin prueba diagnóstica en la primera ola). Febrero ha superado a noviembre —entonces, en plena segunda ola, se reportaron 9.191— como el mes con más muertos notificados desde abril, cuando se comunicaron cerca de 15.500 decesos, aunque entonces las estadísticas y la forma de contar las víctimas no estaban tan pulidos y armonizados como ahora.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante una rueda de prensa el pasado 10 de febrero. En vídeo, Darias ofrece los últimos datos de la evolución de la pandemia en España.

En cualquier caso, la pandemia sigue en descenso en toda España. Extremadura, con 87 casos por 100.000 habitantes y Baleares, con una incidencia de 101, son las comunidades con la transmisión más controlada. Las ciudades autónomas de Melilla (458) y Ceuta (311), así como Madrid (339) y el País Vasco (274) se mantienen en una situación de alerta máxima por la pandemia, según el semáforo de riesgo aprobado por el Gobierno y las autonomías el pasado octubre. Aunque la curva epidémica cae, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha hecho este miércoles un llamamiento a la prudencia. “En la evolución de la pandemia se ha observado un descenso muy rápido en la incidencia en las últimas cuatro semanas. Esta rápida bajada ha sido desigual y se aprecia una reducción en la velocidad del descenso. El descenso medio por día es de 7%, pero hay variabilidad por comunidades”, ha advertido.

De hecho, Cataluña es una de las comunidades donde la tendencia está a punto de virar. La velocidad de propagación del virus (la Rt, que mide a cuántas personas contagia de media un positivo) ha vuelto a situarse por encima de 1, el umbral límite que marcan las autoridades sanitarias para poder mantener el control de la pandemia. La caída de contagios ya llevaba varios días frenándose —una situación que propició una ralentización en su desescalada—, pero ahora amenaza con volver a subir. “Aunque se vea la Rt por encima de 1, los datos que tenemos nosotros, que son más sensibles, son un poco mejores y, de momento no entramos en crecimiento, pero se ha frenado la bajada. Se mezclan varias cosas: por una parte, la propia dinámica de un pico que hace que, cuanto más arriba estás, más rápido bajas, pero luego acabas frenando. Y también está la variante británica. Cuando hay tendencias claras, los modelos matemáticos te predicen muy bien. Pero en situaciones de cambio es muy difícil saber qué ocurrirá. Lo que más nos condiciona es la variante británica, que no sabemos cómo se va a comportar”, explica Clara Prats, física y experta en Epidemiología Matemática en la Universidad Politécnica de Cataluña.

Canarias, por su parte, también ha frenado su descenso e incluso en los últimos dos días ha aumentado ligeramente su incidencia (de 108 el lunes a 111 este miércoles). También la transmisión ha crecido en Melilla esta semana y la curva epidémica en Navarra y Cantabria, por ejemplo, desciende más lenta que la media, en torno a un 3% diario esta semana. Darias ha advertido de que el descenso global de la curva en España continuará, pero de forma desigual en las comunidades. “Vuelvo a realizar una llamada a la prudencia, a la responsabilidad y a hacer una desescalada lo más gradual posible. Sabemos las consecuencias de desescaladas anteriores de manera abrupta”, ha alertado.

La situación en los hospitales sigue siendo tensa en toda España y afrontar ahora un repunte implicaría volver a poner contra las cuerdas al sistema sanitario. El 30% de las camas de cuidados intensivos en el país siguen ocupadas por pacientes con covid (3.241) y, en algunas comunidades, está costando vaciar estas unidades de enfermos infectados por el coronavirus: en Madrid, la ocupación de UCI por covid supera el 44% y en Cataluña y Castilla y León ronda el 40%.

Sobre la firma

Jessica Mouzo

Jessica Mouzo es redactora de sanidad en EL PAÍS. Es licenciada en Periodismo por la Universidade de Santiago de Compostela y Máster de Periodismo BCN-NY de la Universitat de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción