La Guardia Civil detiene a un hombre con 2.500 fotos sexuales de menores en su móvil

El arrestado, de 28 años, contactó con más de 300 menores de entre siete y 13 años a través de Instagram, engañándolas y amenazándolas hasta conseguir las imágenes

Agentes de la Guardia Civil revisan el equipo informático del detenido.
Agentes de la Guardia Civil revisan el equipo informático del detenido.Guardia Civil (Europa Press)

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 28 años y residente en Huelva con 2.484 fotografías de carácter sexual de 96 menores de entre entre y 13 años. El arrestado contactaba con ellas a través de perfiles e identidades falsas de Instagram, establecía amistad y finalmente las coaccionaba y amenazaba si no les enviaban las imágenes que solicitaba. Las víctimas residen en una veintena de provincias de toda la geografía española como Sevilla, Barcelona, Bilbao, Cáceres o Tenerife. El hombre ya ha ingresado en prisión.

La investigación arrancó hace casi dos años, después de que la madre de una niña de nueve años residente en un municipio de la comarca de la Axarquía —al este de la provincia de Málaga— denunciara que alguien había solicitado a su hija fotografías de índole sexual a través de Instagram. Los agentes de la compañía de la Guardia Civil de Vélez-Málaga comenzaron entonces las averiguaciones y comprobaron que la persona detrás del perfil era mayor de edad y residía en Huelva por motivos laborales. Poco a poco fueron tirando del hilo hasta conocer que había contactado con 311 niñas a través de perfiles falsos, haciéndose pasar él mismo por menor. A partir de ahí, los investigadores iniciaron una ronda de contactos con todas las víctimas para obtener toda la información necesaria.

El procedimiento era similar en todos los casos. El hombre creaba una identidad ficticia y se ponía en contacto con las chicas. Establecía una relación de amistad con las niñas, a las que mentía diciendo que conocía a muchas famosas en la red social y que podría ponerlas en contacto con ellas. Se ganaba su confianza hasta que, en un momento dado, les pedía alguna imagen sugerente para enviarla supuestamente a las supuestas influencers que conocía. “Y a partir de ahí, las coaccionaba con hacer públicas esas imágenes si no les enviaban otras fotografías con diferentes prácticas sexuales explícitas”, relatan fuentes de la Guardia Civil. También les amenazaba con cerrar sus perfiles en Instagram.

De las 311 menores con las que contactó, 96 accedieron a enviarle fotografías, acumulando casi 2.500 en su teléfono móvil. Fuentes de la investigación no descartan que contara con más material ya que se están analizando los equipos informáticos incautados en el registro domiciliario realizado tras su arresto. Al detenido, que tenía su residencia en Huelva por trabajo pero que no es natural de esta provincia andaluza, se le imputan 96 delitos de abusos sexuales y corrupción de menores y ya ha ingresado en prisión.

Aunque la Comandancia de la Guardia Civil de Vélez-Málaga ha llevado el peso de la investigación también han participado agentes de todas las provincias donde había víctimas: Huelva, Sevilla, Girona, Castellón, Valencia, Valladolid, Barcelona, Alicante, Bizkaia, Madrid, Tarragona, Jaén, Gipuzkoa, Lleida, Álava, Cáceres y Tenerife.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción